Britney Spears presume de hijos adolescentes (y sigue pidiendo libertad)

La cantante posa con Kevin y Jayden, de 15 y 14 años, y se muestra orgullosa de su faceta como madre. Mientras, la batalla legal con su progenitor continúa...

No es muy frecuente ver a la princesa del pop en su faceta más familiar. Por eso nos ha sorprendido (y encantado) la imagen que ha subido a sus redes sociales acompañada de sus dos hijos. Kevin y Jayden, de 15 y 14 años, fruto de su relación con Kevin Federline, viven un poco al margen de todas las polémicas que rodean a su madre, pero en esta ocasión no han dudado en apoyarla públicamente con este bonito gesto. Britney Spears, feliz, escribe: "Es una locura cómo pasa el tiempo. ¡Mis hijos son tan mayores ya! Lo sé ,lo sé... es muy difícil para cualquier mamá verlos crecer tan rápido". Además, aprovecha para lanzar un dardito a todos aquellos que la critican y dudan de su capacidad para cuidar de sí misma y de su familia. "Soy muy afortunada porque mis dos hijos son tan caballerosos y tan amables... que debo haber hecho algo bien", añade. Y para terminar explica por qué no los vemos con ella más asiduamente: "No he publicado fotos de ellos durante algún tiempo porque están en la edad en la que quieren expresar sus propias identidades y lo entiendo totalmente... Pero hice todo lo posible para hacer esta foto genial y por fin me dejan publicarl. Ahora ya no me siento excluida", bromea.

Kevin y Jayden son, sin duda, la mayor alegría de Britney, que continúa su lucha incansable para poder llevar las riendas de su propia vida. El documental 'Framing Britney Spears' relata el enfrentamiento que mantiene con su padre desde hace 13 años para librarse de la tutela legal que él ejerce desde 2008. Esta circunstancia ha hecho surgir el movimiento #FreeBritney, a través del cual millones de fans la apoyan y piden su libertad. Aún más desde que el año pasado, la cantante decidiera no volver a actuar mientras Jamie Spears siga estando a cargo de su carrera. 

El movimiento #FreeBritney
Sus fans piden la libertad de Britney / Gtresonline

El documental refleja el descenso a los infiernos de Brit, que le llevó incluso a perder la custodia de sus hijos en 2007, pero también ahonda en las malas prácticas de su progenitor, que tanto la han perjudicado personal y económicamente. Muchas compañeras de profesión la apoyan y entienden por todo lo que ha pasado. La incombustible  Cher, por ejemplo, ha dicho: "Trabajó duro, fue la gallina de los huevos de oro, hizo mucho dinero, enfermó, ahora es una vaca lechera. ¿Hay alguien que esté haciendo dinero con ella enferma y la quiera bien? Alguien que no quiera nada de ella debería cuidarla, su doctor, sus médicos... ¿Es que es un pato?".

La cantante también cuenta con el apoyo incondicional de su novio, el modelo iraní Sam Asghari, con quien lleva cinco años de relación. "Siempre he querido lo mejor para mi media naranja, y continuaré apoyándola para que siga sus sueños y cree el futuro que quiere y merece. Estoy agradecido por todo el amor y el apoyo que está recibiendo de sus fans en todo el mundo, y espero con ansias un futuro normal y sorprendente juntos", decía recientemente.

Britney Spears con su novio, Sam Asghari
Sam, el novio de Britney, sueña con un futuro feliz junto a ella / Gtresonline

Continúa leyendo