Cuando Miley habla sube el pan

Desnuda, cantando, bailando, recgiendo un premio, en un desfile... Miley siempre está en boca de todos. ¿Estamos ante el mejor producto de marketing?

Miley C. en la fiesta de Alexander Wang NYFW @mileycyrus

Nos hacemos esta pregunta primero porque es difícil entender que una persona sea así realmente y de forma natural y segundo, porque estar en el top de las más comentadas subiendo al primer puesto casi todos los días es algo más que complicado en un mundo donde todos piden atención a gritos. Hemos recopilado los 5 momentos cumbre de Miley que marcaron su evolución y la ferocidad de las críticas.

1. De niña a mujer. El cambio nos dejó boquiabiertos. De un día para otro sus dientes, su pelo y su estilismo eran distintos y más provocadores a cada segundo.

2. Sexo en el escenario. “Twerking”, desnudos y motivos infantiles como protagonistas de unos shows muy subidos de tono que llegaron a incluir juguetitos sexuales. Las madres de las niñas fans de Hannah Montana se echaron las manos a la cabeza y las críticas corrieron tanto como los virales de sus shows.

3. Instagram, la ventana a su vida privada. Allí fue donde vimos las primera señales de que todo ese espectáculo estaba introduciéndose en su día a día. Las fotos más significativas fueron las de ese taller que ya quisiera la Señorita Pepis para customizar todo lo customizable y más. Y ella es la primera en lucir sus creaciones, las últimas en el front row de Jeremy Scott en la Semana de la Moda de Nueva York (portada).

4. Solidaridad en busca y captura. Como compensación a lo que muchos vieron como frivolidad pseudopornográfica, Miley tuvo un gesto solidario en los MTV VMA. La cantante acudió con un joven llamado Jesse Helt, que recogió el premio por ella y pronunció un discurso en favor de todos los sin techo, confirmando haber sido uno de ellos. Hoy ese chico resulta estar en busca y captura por asalto a un domicilio hace 4 años. De nuevo Cyrus en el centro de la polémica, aunque esta vez sin quererlo.

5. Pezoneras en NYFW. Por si los ánimos se habían relajado después de esta noticia, la ex-niña Disney decidió acudir al desfile y la fiesta de Alexander Wang en Nueva York de esta guisa, con pezoneras y nada más.

Descaro o diversión, realidad o show, lo que es seguro es que Miley Cyrus es el mejor producto de marketing de los últimos tiempos, y su onda expansiva alcanza a todo el que toca.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS