Demi Lovato: las secuelas que le ha dejado su adicción a las drogas

La cantante lo ha contado todo sobre su particular infierno con las sustancias en un documental sobre su vida. Sufrió un infarto y varios derrames cerebrales, tras una sobredosis.

A corazón abierto y sin guardarse nada... Demi Lovato ha hablado alto y claro de su adicción a las drogas y de los terribles daños que arrastra. Ya está rehabilitada, pero los excesos pasan factura; ella lo sabe bien. La cantante estrenará un documental sobre su vida el próximo 23 de febrero, 'Dancing with the devil' (bailando con el demonio). El título lo dice todo: ha vivido un auténtico infierno y quiere compartirlo con todos sus admiradores para que sirva de ejemplo a los más jóvenes.

En verano de 2018 saltaba la noticia del ingreso de Demi en el hospital a causa de una sobredosis que a punto estuvo de costarle la vida con tan solo 25 años. No es una exageración, ella misma lo cuenta: "Los médicos dijeron que solo tenía 5 o 10 minutos más de vida". por suerte, eso no sucedió, aunque las secuelas de aquel dramático episodio están ahí. "Me quedé con daño cerebral y todavía estoy lidiando con los efectos.  No puedo conducir vehículos porque tengo puntos ciegos en la vista. Durante mucho tiempo no pude leer, porque lo veía todo borroso", confiesa. El trailer del documental, en el que participan amigos y compañeros de profesión como Elton John, es impactante y podemos ver algunos retazos de los temas a tratar, entre ellos lo difícil que es aceptar la fama cuando eres una estrella desde niña, como le sucede a su protagonista.

Hay que recordar que Lovato empezó a trabajar siendo una niña y llegó a la fama con la película 'Camp rock', de la factoría Disney, que la hizo mundialmente conocida. Y a partir de ahí... ya no paró. Con 16 años sacó su primer disco y acabó convirtiéndose también en una estrella de la música. Asumir todo eso no es fácil, le ha pasado a muchos niños prodigio como ella, más teniendo en cuenta que en 2011 le diagnosticaron trastorno bipolar. Ha vivido rápido y con desenfreno. "Crucé la línea", explica emocionada en el adelanto del documental. Sus padres, que siempre han sido su mejor apoyo, explican en primera persona cómo lo vivieron todo.

 

Afortunadamente, la adicción de las drogas de Demi Lovato es cosa del pasado, logró superarlo. "Fue una rehabilitacón emocional", recuerda y ahora desea que esta historia sirva de ayuda a "la gente que está pasando por lo mismo". La vida de la cantante y actriz ya tiene poco que ver con aquello. La sobredosis que casi le cuesta la vida la mantuvo alejada de los escenarios hasta los premios Grammy de 2020, cuando volvió por la puerta grande. Para este año, además del lanzamiento del documental, tiene previsto volver al estudio para grabar el que será su séptimo álbum, que viene acompañado de un drástico cambio de look. Se ha cortado el pelo, estilo tomboy, y se lo ha teñido de rosa. Sus problemas con las sustancias y también sus trastornos alimenticios parecen definitivamente superados. Ella, siempre positiva, cree que todo pasa por algo: "Todo tenía que suceder para que pudiera aprender las lecciones que aprendí. Estoy muy orgullosa de la persona que soy ahora".

Continúa leyendo