Última hora sobre el drama en Kensington: ¿Le ha sido infiel el príncipe William a Kate Middleton?

Estamos en 'shock'. No sabemos qué pensar. ¿Se está repitiendo la historia y William ha seguido los pasos de su padre? Esperemos que no...

Gtres

Estamos en shock. Creíamos que nunca tendríamos que escribir algo así. Bien es sabido por todos que somos fans incondicionales de la realeza británica. Nuestras infinitas galerías sobre Meghan Markle lo confirman: somos unas royal adictasPor eso, cuando hemos oído esta noticia, nuestro corazón ha hecho pop y no en el buen sentido.

Os ponemos en contexto: se dice, se cuenta, se rumorea que el príncipe William ha engañado a Kate Middleton. Sí, como lo lees. Pero hay más: esta podría ser la razón por la cual los hermanos british más famosos aka William y Harry han separado sus despachos e incluso, sus caminos. Ya os contábamos su separación aquí, y parece que esta, está fundamentada. Harry no puede soportar que su hermano haya engañado a Kate. Igual que su padre hizo con Diana de Gales. Si querías royal drama, toma dos tazas. Parece que la historia se repite (más o menos). 

Y es que, cuando el río suena, agua lleva.

Hace unos días se hizo público que Kate Middleton y su amiga de la aristocracia inglesa Rose Hanbury se había distanciado. Se decía, que la duquesa había apartado al matrimonio amigo de su círculo cercano, pero se desconocía la causa de esta repentina enemistad. Las malas lenguas establecían que el príncipe William estaba muy triste por la situación, ya que mantenía una gran amistad con el marido de Rose, David Rocksavage. Pero parece que las razones de la tristeza de William eran otras. O al menos, eso aclara la periodista Nicole Cliffe especializada en realeza a través de un interminable hilo en Twitter. La noticia, es un secreto a voces entre la prensa cercana a la corona: el príncipe William habría engañado (supuestamente) a la duquesa de Cambridge con una de sus mejores amigas, véase Rose.

Una mala noticia más hoy, y rompemos en llanto (lo prometemos). 

¿Será todo una fachada?. Gtres

La casa real no ha podido parar esta filtración de información que deja a los Windsor en mitad de la polémica en un momento clave en la vida de todos los miembros de la familia real. La relación de Kate y William no es tan perfecta como a priori parece, pero... ¿serán ciertos estos rumores? 

De ser así, está claro que Kate ha perdonado a William, sin embargo, Rose se encuentra en su punto de mira: no quiere relación alguna con ella, de ahí el aislamiento al que la está sometiendo. Esto también justificaría el enfriamiento de los hermanos, ya que Harry estaría enfadado con William por lo ocurrido. 

 

Desde Buckingham Palace se ha intentado frenar el escándalo focalizando la atención en la maternidad de Meghan Markle y Harry. Es más, en mitad del huracán, la pareja ha abierto una cuenta propia de Instagram, algo que ha sorprendido con creces. 

Por otra parte, se ha ampliado la agenda de William y Kate para mostrar un frente unido, algo que hemos notado con creces en las pasadas semanas, ya que sus apariciones están a la orden del día. Sería la forma de paliar los comentarios y mostrar que la pareja está más feliz que nunca. 

Entre rumores de affaires extra matrimoniales, conductas fuera del protocolodimisiones varias y una obra en la casa de los duques de Sussex no terminada, la reina Isabel no gana para disgustos. Dudamos que en estos momentos se pueda mantener en pie y es que, poner orden en una familia como esta, debe de ser mucho más difícil que ser reina. 

¿Serán ciertos los rumores? ¿O solo es una estrategia para manchar la supuesta felicidad que reina, nunca mejor dicho, en la familia? Solo el tiempo dirá, pero si la noticia llega a ser cierta 100% solo podemos decir una cosa: 

William, no nos esperábamos esto de ti. 

 

Última hora

Las últimas instantáneas de Kate Middleton y Guillermo el Domingo de Resurrección que coincidió con el 93 cumpleaños de la Reina de Inglaterra tratan de desmontar los rumores que han corrido como la pólvora. Antes los intercambios de risas y sonrisas de complicidad entre Kate y Guillermo se acallarían los comentarios que se han disparado por la buena amistad del Príncipe con la aristócrata Rose Hanbury, casada con el marqués David Cholmondeley.

Para dicha reaparición Kate decidió sacar la artillería pesada, en lo que a joyas se refiere, quizá un guiño para reforzar su estabilidad matrimonial cuando escogió los pendientes de diamantes de su boda y su anillo de pedida de mano, el mismo que perteneció a Diana. Fueron el complemento (o zasca perfecto) para complementar su vestido y abrigo de Alexander McQueen.

Seguiremos informando. 

 

Continúa leyendo