El "algo azul" de Meghan Markle en su boda es lo más romántico del mundo

Cada día vamos comprendiendo más por qué el príncipe Harry tardó tampoco en comprometerse con Meghan Markle. Inteligente, feminista y... ¡Super romántica! Acaba de llegar a nuestros ojos el último documental sobre la reina de Inglaterra y en él la ex actriz revela este detalle sobre el día de su boda.

El algo azul de Meghan Markle en su boda
Getty

Meghan Markle ha conseguido eclipsar por completo a cualquier miembro de la familia real, tanto es así que incluso en un documental que pretende dar a conocer los aspectos más cercanos de Su Majestad la reina de Inglaterra, Isabel II, una sencilla y corta aportación de Markle, con su voz aterciopelada y su carácter pausado logran captar toda la atención del espectador

PD: Kate Middleton ni siquiera sale en este documental...

El algo azul de Meghan Markle en su boda
Getty

Durante una escena del documental Queen of the World (reina del mundo) la duquesa de Sussex se vuelve a reunir con su vestido de novia y ante la atenta mirada de la cámara, Meghan lo mira con esa cara de ensoñación con la que lo miramos el resto del mundo el día de su boda. El espectacular diseño de Givenchy que hizo que la firma se revalorizara, escondía varios secretos. 

Más allá del velo, del que desde el primer momento se confirmó que llevaba bordados los 53 Estados de la Common Wealth a modo de flor (más la amapola californiana a modo de guiño a los orígenes de Meghan), otro secreto buscado y rebuscado por todos los amantes de las bodas (frikismo de las boda modo on) era ese "algo azul" que toda novia debe llevar

 

De nuevo Meghan nos dejó con la boca abierta cuando reveló dónde se escondía su "algo azul" y de qué se trataba. "¿Ves ese trocito de tela azul que está ahí cosido? Es parte del vestido que llevé el día que conocí a Harry".

El algo azul de Meghan Markle en su boda
Getty

Morimos de amor

Sí, poco más se puede añadir.

Sabíamos que Meghan era toda una detallista, nos lo demostró con el regalo que se hizo a sí misma y que heredará su hija (además de tierno es un ejemplo de feminismo), pero es que cada día la duquesa de Sussex se supera. Sus muestras de cariño en público pasando del protocolo porque está recién casada, enamoradísima de su marido, y no lo oculta; o sus tiernas miradas a la reina de Inglaterra... Meghan, lo confesamos, estamos en tu bando... Si es que hubiera que elegir bando, claro. 

El algo azul de Meghan Markle en su boda
Getty

 

Lo confesamos secretamente, no solo queremos que Meghan Markle sea nuestra amiga sino que además nos apuntamos algunos de sus tantos porque cada día que pasa nos hacemos más fans... Gracias a ella hemos descubierto una nueva forma de marcharse de los sitios: "despedirse a lo Meghan". Ni en nuestros sueños más principescos e infantiles habríamos soñado con un final de fiesta como el de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry de Inglaterra: te plantas un vestidazo propio de la mejor alfombra roja de Hollywood (esa de donde procedes), pides que no haya absolutamente nadie alrededor que vaya a hacer sombra a tu salida, consigues un coche clásico de los años 50 y le pides a tu recién estrenado marido que conduzca como si estuviérais en una película de Grace Kelly y Cary Grant.

.... Diosa. Y ya lo de llevar como prenda azul el vestido que llevaste el día que os conocísteis en una cita a ciegas... Meghan, cuántos buenos momentos nos vas a regalar. 

CONTINÚA LEYENDO