El lado más exótico de Olivier Martínez

Llega al cine la adaptación de `El médico´. A poco del estreno, el 25 de diciembre, entrevistamos a Olivier Martínez, uno de los protagonistas de la película.

Olivier Martínez en El médico

Puede que no lo hayas leído, pero seguro que conoces a mucha gente que lo ha hecho, es un bestseller de corte histórico que te atrapa desde el primer minuto. 

Olivier Martínez está al otro lado del teléfono; nos invaden los nervios, pero, nada más escucharle todos esos sentimientos desaparecen. Siente mucha simpatía por España,  sus abuelos paternos eran españoles y él nació en nuestro país vecino, Francia. Su voz es cercana, fuerte y muy alegre, ya sea por su reciente paternidad o por la felicidad de formar parte del reparto de semejante macro producción.

Tras una breve duda sobre si hablar en inglés o en español comienza la esperada entrevista.

¿Has leído algún libro de Noah Gordon?

No, conocía sus libros, pero no he leído ninguno de ellos. Descubrí `El médico´ a través del proyecto de la película. Para mí los libros son siempre mejores que las adaptaciones al cine. Cuando lees una historia te montas tu propia película, depende de la imaginación de cada uno, por eso cuando trabajo en una película que es una adaptación de un libro, jamás leo el libro antes. Seguramente si lo hiciera me decepcionaría el film.

Dos virtudes y defectos del Sha de Persia (personaje que interpreta Olivier)

El Sha de Persia está abierto a las diferencias culturales del mundo, es muy tolerante, y además cree más en la ciencia que en la religión, lo que considero algo bueno. Por supuesto es muy inteligente, por eso crea la Universidad científica o Madraza.

Los defectos del personaje son más fáciles, es cabezota y un poco tirano.

¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de interpretar el personaje?

La parte más difícil fue llevar barba, bigote, pelo largo, en general todos los cambios físicos. Interpretarlo fue muy divertido, era un personaje con muchas contradicciones, así que actuar no fue un problema.

Cuándo rodaste `Infiel´ dijiste que habías tenido problemas con el inglés, ¿cómo ha sido conseguir un acento árabe?

Nunca llegué a conseguirlo, lo que hice fue esconder el árabe detrás de otro acento. Hablo español, italiano, soy francés… Creo que jamás podré disimular mis orígenes.  Intento trabajar con mi coach, pero no tengo mucho tiempo.

Cartel El médico

En la película `El médico´ vemos como el personaje de Tom Payne trabajar duro para conseguir su sueño. ¿Has hecho algo parecido alguna vez?

No, yo me convertí en actor porque me surgió la posibilidad. Jamás he tenido un sueño por el que sacrificar todo, eso no pasa en la historia de mi vida.

Primero te dedicaste al boxeo y luego pasaste a ser actor. Son dos mundos muy diferentes. ¿Qué te atrajo al mundo del cine?

Me convertí en boxeador porque era una tradición familiar, luego tuve un accidente que me sacó definitivamente del ring y entonces el destino cambió mi vida. Jamás pensé en actuar hasta que no fui actor, no tenía ni idea de qué iba este mundo. La verdad es que fue una suerte descubrir este talento. Mucha gente tiene talentos que ignora porque nunca los experimenta. Yo tuve la oportunidad y así descubrí mi talento. El destino está escrito.

`El médico´ es solo el principio de una saga de libros. Acabas de ser padre, ¿te gustaría que tu hijo también se convirtiera en actor?

No, quiero que mi bebé se convierta en el hombre que él quiera ser. Creo que tanto actuar como boxear es peligroso, quizá demasiado extremo.

¿Qué es lo peor de ir al médico?

Yo no voy al médico, es una tradición familiar. Cuando vemos a un médico morimos. Creo que sería un paciente malísimo, me escaparía por la ventana del hospital. [Risas]

Eres imagen del perfume de Yves Saint Laurent  `L´Homme´ ¿Te gusta hacer de modelo?

Los actores nunca somos modelos. Los modelos son solo fotos. Los actores tienen una vida, una carrera. Soy un actor haciendo una campaña para una marca. Las firmas no nos tratan como modelos. No nos dicen lo que hacer. Las firmas trabajan con nosotros porque les gusta nuestra personalidad. Los modelos son solo una cara. De alguna manera somos artistas. Esa es la gran diferencia.

¿Qué es la moda para ti?

No me interesa, no  conozco ese mundo.

¿Cómo es la mujer perfecta?

Mi mujer, no podría describirla de otra manera.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS