Sara Carbonero publica su mensaje más emotivo en Instagram (y deja sin palabras)

La periodista y diseñadora se sincera en su red a raíz de las dificultades a las que se tuvo que enfrentar recientemente... y un regalo de su hijo.

Sara Carbonero
@saracarbonero

"Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca." Con estas palabras empieza el post publicaco por Sara Carbonero el pasado 31 de julio. La diseñadora y periodista cerró un mes lleno de alegrías pero también incertidumbres, marcado por temores acerca del estado de salud de su esposo, Iker Casillas, ingresado por un infarto del miocardo, y el suyo. Sara Carbonero anunció el pasado 22 de mayor que había sido operada de un tumor maligno de ovario. Un acontecimiento con final feliz, que sin embargo ha marcado un nuevo gira en la vida de la estrella y de su familia.

Esta difícil realidad ha sido el punto de partida del largo mensaje posteado por la celeb en Instagram. En este texto, Sara Carbonero reflexiona sobre la importancia de la vida cotidiana y la necesidad de vivir cada momento como si fuera el último, ya que todo parece más que nunca impredecible: "De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado."

El mensaje de la influencer completó la foto de una rosa roja con espinas, que tal y como lo explica, es un regalo de uno de sus hijos, Martin: "Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua. - Ahora te gusta más? - Le he preguntado - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad. Y tenía toda la razón, porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas." 

Una realidad que nos lleva inevitablemente a pensar en nuestras propias vidas y las oportunidades que nos brinda... "Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad. Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa".

Sara, quien publicó hace unos días una foto en Marrakech, disfruta actualmente de un verano de relax. Una victoria sobre el tumor que le había llevado también a publicar unas estremecedoras palabras en su cuenta Instagram: "Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada."

Tomamos nota.

Continúa leyendo