El último adiós de Bette Davis

A los 25 años de su muerte, un documental desvela detalles inéditos de la visita de Bette Davis al Festival de cine de San Sebastián en 1989

Bette Davis a su llegada a San Sebastián

Cuando los organizadores del Festival de Cine de San Sebastián decidieron darle el Premio Donosti a Bette Davis no sabían que esa visita a España iba a ser la última aparición pública de la estrella. Tenía 81 años y, a pesar de que su eterno vicio, el tabaco, la había arrastrado a un delicadísimo estado de salud, decidió venir a recoger el galardón.

El documental El último adiós de Bette Davis (que se emite este mes en TCM) relata la visita de la actriz a España en 1989 y su viaje desde Los Ángeles, con escalas en Nueva York, París y Biarritz. Una vez en San Sebastián se encerró durante cinco días en su suite del hotel María Cristina y planificó sus apariciones públicas: la ceremonia de entrega del premio, la rueda de prensa en la que disfrutó recordando su carrera…

Cuando acabó el certamen, quiso alargar su estancia, pero no tardó en encontrarse mal. Fue trasladada en un vuelo especial a un hospital de París, donde murió pocos días después. Dirigido por Pedro González Bermúdez, ganador del Goya por Regreso a Viridiana, el documental recoge los testimonios de fotógrafos y miembros de la organización que aquel año trabajaron en el festival, y el de Kathryn Sermak, la asistente personal que acompañó a la diva en su último viaje.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS