Ellie Goulding, el poder de una voz

Desde su 'Love me like you do' en '50 Sombras de Grey' su carrera no ha parado de crecer. Descubre más de la cantante que arrasa en Hollywood.

Ellie Goulding, el poder de una voz

Edad: 29 años.

Ocupación: cantante.

Ciudad natal: Herefordshire, Inglaterra.

Vive en: Londres. La conoces por... su disco Lights y su dueto con Andra Day en los Grammys de este año y por su presencia en los festivales más conocidos, desde Glastonbury al de Coachella.

Dato curioso: tiene dos gatos, Wallace (por el noble escocés William Wallace) y Lennon (por John).

“No pienso que sea una estrella pop muy buena. Puedo ser tremendamente tímida y no hablo demasiado entre canciones. No siento que tenga muchas dotes para la interpretación, lo que no deja de ser una afirmación muy fuerte, pero, no sé… no soy muy buena actuando”, asegura.

Tiene gracia que lo dijera el día después de arrasar en los últimos Grammys, pero es que Ellie Goulding no es de las que se dan mucho autobombo. A sus 29 años ha cantado en la boda real del duque y la duquesa de Cambridge, también para el presidente y la primera dama en la Casa Blanca, y ha compartido escenario con Taylor Swift. Si eso no constituye parte del pedigrí de una importante estrella pop, entonces es difícil definir qué lo haría. Goulding dice que “tal vez sea eso lo que a la gente le gusta de mí, que soy muy humana. No me da miedo admitir mis fallos, ni reconocer que he metido la pata. No me da miedo admitir que un día en concreto tengo un mal día”.

Ellie Goulding, el poder de una voz

Con sus dos primeros discos, Lights (2010), más etéreo y pegadizo y Halcyon (2012), más oscuro, Ellie convirtió sus altos y bajos emocionales en millones de discos vendidos. Actualmente, está de gira con su tercer disco, Delirium. “Tenía muchas ganas de hacer un disco pop en el que mis fans pudieran identificar que era yo su autora, porque todavía tengo una honestidad reconocible en mi música”, cuenta.

Definitivamente el pasado de Goulding es todo menos aburrido. Su madre trabajaba en un supermercado y la crió a ella y a sus otros tres hermanos en Herefordshire, Inglaterra, donde vivían con su padrastro –camionero de profesión–, en una vivienda de protección oficial. Fue una estudiante de sobresalientes y la primera de su familia que fue a la Universidad.  Aprendió sola a tocar la guitarra. “Me encantaba Pearl Jam... y por supuesto Björk, mi heroína por encima de todas y de todo, pero ni en el mejor de mis sueños imaginaba que me fuera a convertir en una cantante famosa; eso nunca parecía que pudiese hacerse realidad, ni incluso ser una opción”. A Goulding la descubrió su futura manager, Jamie Lillywhite, en una noche de micrófonos abiertos, cuando estudiaba teatro en la Universidad de Kent. Ahora, su rostro es tan omnipresente en Londres como los autobuses de dos pisos.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS