En privado con… Pablo Alborán

Referente mundial de la música en español, cercano, transparente y feliz. Pablo Alborán se confiesa con nosotros.

Pablo Alborán

Pasó de colgar vídeos en Internet a ser referente mundial de la música en español. Cercano, divertido y muy feliz, Pablo Alborán nos habla de su trabajo, familia, sueños y su cita ideal.

De Internet a referente mundial de la música española, ¿cómo llevas este cambio?

Han sido 3 años de mucho trabajo, mucha suerte y muchas sorpresas para todos, para mi y para el equipo. Siento que no ha cambiado nada en mi, sigo teniendo las mismas costumbres y los mismos caprichos en mi vida personal. Pero en mi vida profesional soy muy feliz porque se han cumplido muchos sueños y se despiertan muchos más por cumplir. Lo único que hay que hacer es seguir trabajando para aportar cosas nuevas a la gente que te sigue desde el principio y a la que se quiere ir sumando.

¿Cómo es tu día a día?

Si tengo un día de descanso me quedo en mi casa tranquilo viendo a mi familia que les echo mucho de menos. Y hago las cosas que hace un chico de mi edad, con más complicaciones, no puedo ir a comprar el pan tan fácilmente pero no dejo de hacer mis costumbres, voy al cine, a la playa… No voy a dejar de darme esos placeres tan sencillos porque me paren, al revés, es un privilegio porque te paran por tu trabajo.

Entonces, ¿llevas bien que te paren?

No lo llevo mal, la gente me trata con mucho respeto y me paran porque les gusta lo que hago y eso es maravilloso.

¿Como definirías Terral, tu último trabajo?

Terral es un disco que ha llegado en un momento personal de cambio. Cuando acabe la gira del año pasado sentía que tenia que parar para hacer un disco con la misma frescura, componer desde la calma de mi casa sin presiones como hacía mucho años no componía. Me encerré en el estudio, que estaba en la casa donde nos alojamos, bajaba hasta en pijama.

¿Y cómo es Terral?

Es un disco con mucha influencia latina, el Brasil de los 60, pop contemporáneo… Mi familia y amigos cuando lo escuchan me dicen “no tiene nada que ver con lo que has hecho antes pero es lo más tú que has hecho, tiene el 100% de tu esencia” y eso es muy gratificante.

¿Por qué elegiste Por fin para presentarlo?

Porque dentro era la que más me servía como punto de unión con los trabajos anteriores. La gente me va a reconocer y a la vez abre una puerta para que conozcan mis influencias.

Pablo Alborán

He visto que Terral es muy optimista.

Es un disco positivo y transmite el momento en el que estoy, soy feliz, estoy en calma. Mi canción favporita es Pasos de Cero, precisamente porque mezcla amor y un sentimiento positivo que deberíamos llevar día a día. Hay sólo dos dramas que compuse porque representan algo que todos hemos sentido. Esa sensación de cuando te dejan o cuando una relación esta destinada a acabarse y sólo pides que aunque te toque otra persona por favor acuérdate de mi, y aunque empieces otra vida dime que no la vas a vivir como la vivías conmigo.

¿Cómo has evolucionado desde tu primer disco?

Puede ser pedante pero el objetivo de cualquier músico es encontrase a sí mismo, y esa sigue siendo mi búsqueda, en este disco he dado un paso más. He podido hacer un disco como realmente lo quería hacer, libre.

¿Cuál fue tu primer contacto con la música?

Veía a mi hermano tocar la guitarra por la noche y por la mañana yo se la quitaba. Cuando me pilló mi madre me dijo que si era mi pasión me apuntaría al conservatorio. Ahí empezó todo. También fue por mi padre, le veía tocar mucho el piano y la guitarra

¿Y la primera canción que compusiste?

Hay una que se llama Amor de Barrio que nadie conoce. Tengo unas cuantas guardadas como quien abre un álbum de fotos, no quiero cambiarles nada, las tengo con la misma grabación que hice hace años con la voz de pito y me encanta volver a escucharlo, pienso “dios mío que bonito pero cuántas cosas han pasado y cuanto he soñado desde entonces”.

Cuando te pones a componer, ¿a quién le enseñas las primeras notas de una maqueta?

A mis sobrinas pequeñas, me imitan y todo. Antes a mi abuela también. Mi familia es referente total.

¿Que esperas del futuro?

Estoy viviendo el presente, no estoy centrado en el futuro, hay un equipo enorme que lo hace por mi y yo disfruto el presente dando todo de mi y saboreando cada minuto. Si tengo que pensar en el futuro sólo pienso en que la gente disfrute, para eso estoy aquí.

Y ¿cómo sería tu cita ideal?

Pues la verdad es que para entender mi profesión hay que hacer un master, ni mis amigos ni mi familia terminan de entender el no vernos. Así que la persona ideal sería la que comprendiera mi trabajo y lo respetara.

Tu single se llama Por Fin, ¿qué dirías que por fin has conseguido?

Creo que Por Fin he conseguido hacer un disco como quería hacerlo (sin connotaciones negativas con el pasado). Por fin sé cómo quiero trabajar en un estudio, saber cómo se hacen las cosas para que todo el mundo disfrute y todo el mundo se sienta partícipe. Eso es maravilloso y es gracias Erik el productor de mi disco, me parece muy profesional que deje que el resto de músicos aporte ideas y respete tantísimo mi trabajo y mis maquetas. Que no haya ego en el estudio, todos somos músicos estamos aquí por amor al arte.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS