Entrevista a Alicia Keys

La artista neoyorquina compone su vida al compás de la familia y el compromiso. Un café con ella fue tiempo suficiente para conocer de cerca a una de las mejores voces del siglo XXI.

Alicia Keys

Es una de esas divas de la música con una voz en alta resolución que, aun teniendo el mundo a sus pies, nos recibió con las zapatillas del hotel puestas. La cita fue en la suite de un céntrico hotel de París. Muy cercana, nos ofreció un café nada más sentarnos y excedió el timing de la entrevista a pesar de tener a su hijo recién nacido esperándola. No hay duda de por qué Givenchy la ha elegido como imagen y embajadora de su fragancia Dahlia Divin. Cantante, compositora, pianista y actriz, está cumpliendo un sueño por el que ha trabajado desde que era pequeña.

¿Qué le falta al mundo de Alicia? Nada. No me falta nada. Solo quiero seguir perfeccionando lo que soy porque creo que siempre podemos mejorar. Lo más importante para mí es el amor y preocuparme por la gente. Esa es una de las cosas que notarás en muchas mujeres, tendemos a dar hasta la última gota sin que quede nada para nosotras.

¿Te ha cambiado la maternidad como artista? Ha mejorado mis habilidades artísticas. Creo que tienes menos miedo cuando eres madre. Compongo mejor y puedo explicarlo a través de la letra de mis canciones. Estoy terminando mi próximo disco, uno de mis favoritos porque ha pasado por todas las fases.

¿Quién te inspira? Mi abuela, mi madre, Nina Simone, Maya Angelou, Oprah Winfrey... También tengo muchos amigos cuyos ideales de vida y estilos son una fuente de inspiración para mí.

Siempre te has mostrado muy comprometida con la sociedad, además de otros proyectos, escribiste la canción We are here con fines solidarios. ¿Crees que es tu deber como artista ayudar? Creo que es un deber para todos poder dar algo a cambio. Tu tiempo y tus ideas pueden ayudar a muchas personas. Yo lo hago porque es parte de lo que somos como seres humanos, me aporta mucha felicidad y me enseña mucho más sobre el mundo y el mío propio. Creo que también hay que tener en cuenta lo que sucede en el mundo de otras personas.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS