Envidia cochina: Alicia Vikander

La ganadora del último Oscar a la mejor actriz de reparto, Alicia Vikander, tiene todo lo que siempre hemos deseado.

Alicia Vikander con su Oscar

Aparte de lo del Óscar (que mira, casi es lo de menos), Vikander nació en Suecia, un país en el que las mujeres no cobran un 24% menos que los hombres, como aquí en España, que es un país a ese nivel que, aún mejorando mucho desde la edad media y la dictadura franquista, tiene a ese respecto que estar muy atento y no relajarse. Porque las mujeres, a las que nos despistemos, tenemos que volver a pedir permiso a nuestro marido para salir y como no tengas marido, date por apañada (por decirlo fino): te quedas en la meseta inmovilizada para el resto de tu vida…

Bueno que a lo que iba, el padre de Alicia es psiquiatra, y quieras o no siempre puede venir bien, porque quién más quién menos un jamacuco metal ha tenido o tiene en ciernes y si tu padre es psiquiatra pues ya tienes mucho avanzado porque al menos en el botiquín de tu casa habrá, amén de tiritas, algún relajante muscular (también por decirlo fino).

La muchacha viste de Louis Vuitton cuando le apetece porque es embajadora de la firma y eso, aunque no sea un sentimiento muy feminista, nos dispara la envidia hasta la desazón; para colmo de males (de nuestros males, quiero decir) resulta que es la novia del bueno, en todos los sentidos, de Michael Fassbender, y ahí sí que nos estalla la cabeza. Aún así, la miramos y nos parece tan ideal, inteligente y simpática que le perdonamos tanta perfección hasta el punto de desear que fuera nuestra mejor amiga.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS