Este es el secreto de las cejas de Meghan Markle

En nuestra obsesión por el 'beauty look' que luce siempre la duquesa, hemos investigado hasta encontrar cuál es su truco para una cejas tan perfectas. ¿Lo mejor? Es tan fácil que no te lo creerás.

meghan markle
Gtres

Meghan Markle es una de nuestras obsesiones. Sí, no tenemos vergüenza en reconocerlo. Sus looks, sus peinados, sus zapatos (sí, hasta eso analizamos) y su maquillaje -uñas inclusive- son temas de conversación en la redacción día sí y día también. Es más, analizamos al dedillo lo que decide ponerse como si nuestra vida tratara de ello, y comentamos con fervor sus decisiones, que van mucho más allá de lo estilístico y también entrañan su comportamiento. Y así, van pasando los días y nuestra obsesión va creciendo y creciendo hasta convertirse en una filosofía de vida que se alimenta en grupos de WhatsApp y MD de Instagram. Y algo que nos ha llamado la atención últimamente, son las cejas de la duquesa.

Muy bien definidas, marcadas y siempre perfectas, se han convertido en una de nuestras últimas obsesiones beauty.

Y es que, su definición tiene un secreto. Meghan luce un modelo inspirado en Audrey Hepburn y sus cejas son una creación de Sherrille Riley, fundadora de Nails & Brows Mayfair, un salón de belleza situado en el barrio londinense del mismo nombre que se especializa en cejas y uñas. Las cejas de la duquesa, un modelo recto, sin arco y especialmente indicado para un tipo de cejas poblado, se han convertido en uno de los reclamos más famosos del salón para conseguir un acabado clásico y atemporal como el que llevaba la icónica actriz.

 

 

meghan
Gtres

¿Lo mejor de todo? Si estás por Londres puedes pasarte por el salón de Riley y por aproximadamente 57 € conseguir unas cejas como las de Meghan por un precio bastante asequible. 

Tener unas cejas como las de Meghan nunca fue tan fácil. Solo tienes que coger un avión, ir a Londres (tenemos la guía shopping perfecta) y hacer cita en salón de belleza preferido de la duquesa. Meg lleva asistiendo periódicamente al salón durante más de dos años. Si nunca falta a su cita, por algo será...

Acabamos de darte la clave para que puedas escaparte un fin de semana. Sola o acompañada. 

No tienes excusa, puede ser un regalo perfecto de San Valentín para mimarte un poco. 

Continúa leyendo