La foto más tierna de Ana Boyer con su bebé

La hija menor de Isabel Preysler está disfrutando de las mejores vistas durante su verano, y no hay más que ver cómo las admira.

Gtresonline

El 26 de marzo Ana Boyer y Fernando Verdasco se convirtieron en papás primerizos del pequeño Miguel, un niño muy deseado que llegaba posterior a la boda caribeña que celebraron el 7 de diciembre de 2017 en la isla de Mustique. El pequeño recibía el nombre de Miguel en honor al padre de la empresaria, Miguel Boyer, quien estuvo casado con Isabel Preysler de 1987 a 2014. Veintisiete años de matrimonio que tuvieron como fruto la pequeña de la saga Preysler, que ahora bendice a la familia con el benjamín.

Y es lógico imaginar que tanto a Ana como a Fernando les es muy complicado separarse de su bebé, por lo que el pequeño ya ha realizado numerosos viajes, siguiendo los pasos de sus padres y asistiendo a casi todos los torneos en los que su padre juega (Holanda, Doha, España, Londres...). Tanto el tenista como la empresaria presumen de niño en sus perfiles oficiales de redes sociales y recientemente hemos podido captar la imagen más tierna hasta la fecha de madre e hijo, una estampa que nos hace caer en la necesidad de tener un babero cerca. 

Y aunque durante las vacaciones hemos ido viendo diferentes fotografías ideales del tenista y la empresaria con su pequeño en facetas muy diferentes (hasta volando en un avión en brazos de su padre), la que más nos ha llamado la atención es esta que queremos compartir con vosotras, en las que se ve retratado el amor incondicional de una madre con su hijo en brazos. ¡Morimos de amor!

"Días de verano así"

@anaboyer

Y es que algunas de las frases que los padres primerizos han compartido junto a las estampas más tiernas han sido del estilo de: "Días de verano así 💕✨  #BestSummer #August2019" "Summer family time 👪💦" "Always together #fatherandson 👨‍👦#family #love". Declaraciones de amor puras redactadas en pies de fotografía de Instagram por unos padres muy orgullosos de su pequeño.

Incluso la abuela de la familia confesó en una entrevista estar encantada con el nacimiento del pequeño Miguel: "Todos estamos encantados con Miguel. Incluso Mario, que cada vez que pasa por delante del cuarto del bebé no puede resistir la tentación de abrir la puerta y darle un beso". Y es que parece que la relación entre el premio Nobel y la reina de corazones continua viento en popa. Recientemente, tras la transmisión del programa Lazos de Sangre, en el que se repasaba la vida de la empresaria, confesó "Vivir con Mario no es vivir con un premio Nobel, él no va de premio Nobel... Es una persona de una gran humildad que además hace la vida muy, muy agradable y muy fácil. A mí me le hace, pero también a mis hijos, a mi madre, a mis amigos... Tú lo sabes, tú le has visto aquí. Es una persona que no se da la más mínima importancia".

Nos alegra saber que la familia Preysler continúa igual de estupenda que siempre y que todos parecen estar embelesados con el bebé de la familia. No nos extraña, un niño siempre es una alegría en cualquier hogar. 

Continúa leyendo