George y Charlotte de Cambridge vuelven a robar la atención en una boda

La parejita de hermanos se ha vuelto a convertir en protagonista de otra 'royal wedding' sin comerlo ni beberlo.

Charlotte y George de Cambridge, los niños más adorables de todo Reino Unido se han vuelto a convertir en el foco de atencón. Sí, sin intención ninguna por los pequeños le han robado el protagonismo a los novios en la boda de una amiga de Kate Middleton, donde han hecho de paje y dama de honor en todo un alegato de ternura.

Sus caras, sus movimientos y sobre todo, la expresión de su madre dan a entender que no fue su mejor día y que los pequeños se atrevieron con alguna travesura en la iglesia de St Andrews en Letheringsett.

El evento no era otro que el enlace de una de las mejores amigas de la duquesa, madrina de Charlotte, Sophie Carter. Los pequeños, que iban a juego con el vestido de su madre, llevaron la firma española Amaia Kids. Mientras que Kate decidió repetir modelito con un diseño azul con botones firmado por Catherine Walker, una de las modistas preferidas por Diana de Gales. 

La pequeña, con una corona de flores azul y un vestido en crudo parecía una mini princesa en toda regla, mientras que su hermano lució unos pantalones en baby blue con una camisa de lino blanca, estilismo que nos recordaba al que llevó en la boda de su tía hace unos meses. 

No es la primera boda en la que los pequeños se transforman en el spotlight. Pasó en el enlace de Meghan con el príncipe Harry y también en el de Pippa Middleton. Sin duda, y ahora que están creciendo más que nunca, sarao donde van, recuerdo que dejan. Y eso que aún no hemos visto cómo se comportará el pequeño de la familia, Louis. No podemos esperar a ver a los tres mini royals en acción.

Morimos de amor en 3, 2, 1...