Georgina revoluciona las redes con sus posturas de yoga

Un lujoso yate, unas vistas impresionante y Georgina Rodríguez en cubierta enfundada en un ajustado conjunto y practicando yoga. ¿Qué más se puede pedir para conseguir miles de likes?

Con 21,7 millones de seguidores en Instagram, es más que obvio que cada uno de sus movimientos sea mirado con lupa. Desde que se hiciera pública su relación con Cristiano Ronaldo, los seguidores de Georgina Rodríguez han crecido como la espuma, casi al mismo ritmo que el de sus más críticos, que también los tiene.

SI hace unas semanas Georgina se ganó el aplauso del público tras su exitosa participación en el programa de televisión Singer Mask, donde nadie podía imaginarse su presencia, su última publicación en redes también se ha llevado la ovación de sus fans. Con un conjunto azul de la marca Alo Yoga de la que es embajadora, Georgina ha dado buena muestra de su buena práctica del yoga y de la flexibilidad que tiene.

Georgina revoluciona a sus seguidores con su posado practicando yoga en un barco
Instagram @georginagio

A bordo de un lujoso barco, suponemos que el espectacular yate del futbolista, Georgina nos ha regalado toda clase de posturas imposibles para promocionar el conjunto, formado por un top sujetador (61 euros) y unos favorecedores leggins (70 euros).

Georgina revoluciona a sus seguidores con su posado practicando yoga en un barco
Instagram @georginagio

Con estas imágenes, que rápidamente se ganaron miles de likes y de aplausos, Georgina ha vuelto a demostrar por qué es una de las reinas de Instagram. Y si alguien todavía lo duda… no tiene más que echar un vistazo a todas y cada una de sus publicaciones…

Georgina revoluciona a sus seguidores con su posado practicando yoga en un barco
Instagram @georginagio

Amante del deporte desde que era una niña, Georgina nos ha mostrado en varias ocasiones su pasión por el deporte, la práctica del yoga y su amor por el baile. Disciplinas que han hecho que no solo luzca un físico espectacular, también una flexibilidad de la que hemos podido dar buena cuenta.

Continúa leyendo