Hablamos con… Hugo Silva

Atención a la entrevista completa del número de diciembre al sex symbol del cine español.

Hugo SIlva

Hugo Silva, el sex symbol del cine español sigue experimentando. Después de tocar todos los géneros cinematográficos, se sube a la tablas del microteatro.

¿Cuándo decidiste ser actor?

Toda la vida he querido serlo. Desde que empecé a ver películas, sabía que era lo que quería llegara ser.

Y de aquellos actores, ¿cuál era tu referente?

Creo que Al Pacino es uno de los actores más importantes de mi vida, el primero que me impresionó. Pero hay otros muy buenos, Bardem, Sean Penn, Daniel Day-Lewis… Me encantaría trabajar con Bardem.

Te vimos por primera vez en la serie Al Salir de Clase, ¿cómo dirías que has evolucionado desde entonces?

Al Salir de Clase fue mi primer trabajo conocido aunque antes había hecho alguna cosilla de publicidad, cosas pequeñas. Aquella serie la hice con 25 años, ahora tengo 37, ya no es que haya evolucionado como actor, he evolucionado como persona y eso se nota en todo, también en mi trabajo.

Hugo SIlva

Con este proyecto adquiriste mucha fama ya desde tus inicios, ¿cómo llevas esa fama?

Lo llevo bien, tanto en el terreno de los paparazzi como en el de los fans. Ya estoy acostumbrado. Al final, cuando la gente te pide una foto normalmente no deja de ser cariño y mientras todo se haga con educación y con cariño, no lo llevo mal. Supongo que ya me he acostumbrado a todo lo surrealista de esta profesión.

¿Cómo es un día libre en tu vida? ¿Mantienes alguna costumbre de antes de ser actor?

Bueno, siempre intento tener un rodaje o un ensayo. Cuando no los tengo, me levanto pronto, intento salir al campo, hago deporte, surfeo… pero lo que siempre quiero es estar con la gente que quiero. No ha cambiado mucho mi vida en las cosas cotidianas.

¿Hay algo que eches de menos, algo a lo que has renunciado para ser actor?

Echo de menos el anonimato en España porque es un país fantástico y muy divertido si eres anónimo. Pero me he acostumbrado y cuando lo necesito, viajo a otros países donde no me conoce nadie. Si no fueras actor, ¿qué habrías sido? Me habría dedicado a algo relacionado con le profesión. Sobre todo habría elegido un trabajo que me hiciera viajar. También me gusta la música, lo habría intentado por ahí. De hecho, tuve un grupo hace ya muchos años.

Hugo SIlva

En cuanto a tu carrera, ya has hecho drama, suspense, comedia… ¿qué es lo que más te cuesta hacer? ¿y qué me dices de las de cama?

En España todos hacemos de todo, no es como en Estados Unidos que los actores se especializan. Me siento muy cómodo con los dramas, con esos que son “muy de piel”. Pero es cierto que cuando uno no está conectado del todo, da igual si es comedia o drama, te cuesta siempre más, también depende del día. En esos momentos tiras más de técnica. Las escenas de cama son súper técnicas, tienes una serie de señores casi encima de ti, tienes que dejar hueco para el micro, tienes que tener cuidado de no tapar la cara de la actriz con la nariz… estas sí que son técnicas, mucho más de lo que parecen.

En la mayoría de tus papeles en el cine das la imagen de tipo duro, incluso de macarra. ¿Cómo eres tú en realidad?

Soy un ser humano normal y corriente, algo romántico, con miedos y demás. Lo que más me define como persona es que intento cuidar mis amistades.

Después de toda esta trayectoria, ¿cuál te gustaría que fuera tu siguiente paso?

La verdad es que no tengo un paso en concreto. Lo que me gustaría sería mantenerme en esta profesión, seguir trabajando. Quiero seguir haciendo cosas que me gusten y que cada trabajo me motive más que el anterior. Ahora estoy metido en microteatro por primera vez con Hanky Panky. Una pieza de Daniel Sánchez Arévalo producida por Tanqueray en la que trabajo con Inma Cuesta.

¿Te gustaría llegar a Hollywood como otros actores españoles?

En realidad lo que más ilusión me haría es que en España se llegara a crear una industria de cine para hispanohablantes de todo el mundo Que podamos hacer cosas muy potentes desde aquí. Probaría a hacer alguna película en Hollywood., pero no me iría allí. Realizar cosas potentes en mi país es lo que más me ilusiona.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS