Hablamos con la ilustradora del momento, Agustina Guerrero

La cara B del universo femenino triunfa en Diario de una Volátil y nosotros hablamos con la creadora del fenómeno.

Viñeta de Diario de una Volátil, por Agustina Guerrero

Diseñadora gráfica por opción y creadora de cómics casi por casualidad, Agustina Guerrero, autora de Diario de una Volátil, me recibe a través de la pantalla del ordenador para hablar sobre ese sueño hecho papel. Para quienes aún no hayan oído hablar de ello, Diario de una Volátil es la cotidianidad de la mujer hecha viñeta, pero no esa mujer siempre perfecta, más bien su lado oscuro, ese de los cambios hormonales, los días de bajón, las visitas al ginecólogo… y también, la que intenta cambiar el mundo.

Agustina aparece en mi portátil sentada en su estudio y con una taza de mate en la mano pues, aunque barcelonesa de residencia, ella es de nacimiento y corazón argentino. Y así comienza a contarme su historia, “un robo”, me dice, y yo me quedo perpleja así que continúa, “un día llegué a mi casa en el Rabat, en Barcelona, y me habían robado todo, cosas personales pero también el ordenador y el disco duro con un montón de trabajos entre ellos un cuento infantil en el que llevaba trabajando 4 meses”.

Pero igual que en sus viñetas, Agustina buscó la forma de ver lo positivo de esta situación, y encontró un viejo ordenador, “ dije bueno a ver, este ordenador resiste cosas simples, básicas, y empecé a dibujar a la Volátil, bastante sencilla en cuanto a ilustración y técnica”. Y por azares de la vida, esos materiales tan limitados, alumbraron un dibujo que llega al público precisamente por su sencillez, “por su forma de hablar que consiste en volcar completamente lo que pienso y no dar tantas vueltas a la hora de mostrar mi idea”.

Esa idea que Agustina muestra es ese “lado oscuro” de la mujer de forma autobiográfica, “la volátil soy yo aunque ella es mucho más exagerada y caradura, el personaje masculino es mi pareja, el entorno es mi casa…”. Y aunque reconoce que de tú a tú hay cosas que le da vergüenza hablar, a través de la Volátil lo dice todo y se ríe de sí misma, “nunca me río de otro, siempre soy yo la que queda como una loca, creo que la clave es no tener miedo al ridículo, porque son cosas que a todas nos pasan”.

Viñeta de Diario de una Volátil, por Agustina Guerrero

Ese el leitmotiv de sus viñetas “cosas que a todas nos pasan”. Agustina confiesa no sentir empatía con el modelo aspiracional de mujer, “ahora me doy cuenta, gracias a la Volátil y a todas las mujeres que está llegando, que esa mujer perfecta no existe. A todas nos viene la regla, todas nos sentimos de bajón… y esa es la mujer real, una mujer a día de hoy más fuerte y con la voz más alta, eso es lo que yo quiero mostrar”.

Todo eso plasmado con la expresividad singular de esta ilustradora de Chacabuco y con gran sentido del humor, ha hecho que Diario de una Volátil pasara del muro de Facebook a un éxito de ventas que ya va por la tercera edición tras sólo dos meses en el mercado. El libro recopila sus mejores viñetas y algunas inéditas. “Las veo ahora en papel y me encanta porque el tiempo de lectura es distinto al de Internet, te fijas más, y además ¡huele tan rico!”.

Y no sólo la Volátil ha experimentado el cambio al papel, Agustina también “una cosa es que alguien comente tu trabajo en el muro y otra que te abracen”. A todos ellos les dedica su libro.

De un robo a un libro, de miles de likes a las listas de los más vendidos, “todo pasa por algo, siento que ahora es mi momento” dice ella. Y es que tras muchas pruebas, cientos de bocetos, y más de dos años de duro trabajo Diario de una Volátil se cuela en las estanterías de todas las mujeres para hacernos sonreír pensando "¡eso me pasó a mi!".

Continúa leyendo...

COMENTARIOS