Harvey Weinstein niega las acusaciones de violación de Rose McGowan

2 minutos

Un día después de la publicación del libro de la actriz, los abogados del director transmitieron un comunicado oficial para denunciar una "estrategia marketing".

Harvey

Brave (valiente). Este ha sido el título elegido por la ex actriz de Embrujadas para su nueva y esperada obra, publicada el pasado 30 de enero. Su tema central es casi evidente: el traumático caso de abuso de Harvey Weinstein. "Me sentí muy sucia. Me habían violado y estaba triste hasta en lo más profundo de mi ser", afirma entre sus páginas. 

Ante estas acusaciones, el productor estadounidense había guardado hasta ahora el silencio. Pero la publicación del libro de la artista ha precipitado una reacción. El abogado de Weinstein, Ben Brafman, emitió un comunicado para recalcar que no existe una prueba evidente de violación. "En general, Harvey Weinstein y sus abogados se han abstenido de criticar públicamente a alguna de las mujeres que han denunciado al señor Weinstein por abusos sexuales a pesar de la ausencia de evidencia que demostraría la falsedad de las acusaciones". 

 

Añade que esta denuncia no es más que una estrategia comercial para que las ventas del libro de la actriz suban como la espuma y que la relación que ambos mantuvieron fue consensuada: "Es imposible permanecer callados mientras trata de difamar al señor Weinstein con una mentira audaz que ha negado no solo el propio Weinstein, sino al menos dos testigos", confirma el abogado. ¿Quiénes eran estos dos supuestos testigos? El representante de la actriz, Jill Messick, y el actor Ben Aflleck quienes afirmaron que Rose McGowan sabía lo que hacía (según su agente) y que nunca había mencionado nada parecido a una violación (según el actor). 

La revelación de la actriz estadounidense fue la primera de una larga lista y contribuyó a amplificar la ola de denuncias. Casi 80 mujeres, entre ellas Lena Headey, Gwyneth Paltrow o Salma Hayek, revelaron a su vez violaciones, abusos y acoso del productor. Los movimientos #Me too y más recientemente Time's Up, impulsados por grandes nombres del cine, tuvieron una repercusión mundial y provocaron un terremoto en el intocable mundo hollywoodiense. Algunos productores como Woody Allen se vieron envueltos de un día para otros en casos de abuso (Dylan Farrow volvió a denunciar al productor, su padre adoptivo), dejando de ser para siempre lo que eran. ¿Verdad o intento marketing? Esperemos que la justicia aclare esta situación.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS