Heroína pura

El estrellato espera a Shailene Woodley y a su saga "Divergente".

Shailene Woodley

En un mundo ávido de nuevas caras y selfies, Shailene Woodley (Simi Valley, California,1991) ha comprado todos los boletos para ser la próxima gran estrella adultescente. El premio gordo le ha tocado estos días con el estreno de la trilogía fantástica Divergente, basada en el fenómeno literario de Verónica Roth. Saga de aventuras + heroína femenina. ¿Te suena? La crítica ya la ha bautizado como los nuevos Los juegos del hambre y ha nombrado a Shailene heredera natural de Jennifer Lawrence. Para su papel de la valiente Tris ha saltado desde trenes, aprendido lucha libre y practicado el arte de lanzar cuchillos. Actividades que nada tienen que ver con esta chica tranquila, que pasó de la niñez a la adolescencia rodando las series The O.C., Crossing Jordan y La vida secreta de una adolescente americana, y que le robó protagonismo al mismísimo Mr. Clooney en Los descendientes. Todo esto, sin generar un solo escándalo. En su currículo no consta salida nocturna conocida ni centro de rehabilitación alguno. Incluso se atrevió a rechazar el papel de Anastasia en 50 sombras de Grey. "A los catorce años todavía jugaba con barbies y no di mi primer beso hasta los quince y medio. Él tenía unos labios preciosos. Pero yo no sabía qué hacer con ellos", recordaba hace poco. Hace unas semanas casi se lleva el Independent Spirit Award a la mejor actriz por Aquí y ahora (sin estrenar en España), pero Cate Blanchett se lo arrebató en el último momento. Ante tanto éxito, sus padres, sicólogos, la mantienen con los pies en la tierra. No sigue dietas, no va al gimnasio y solo es fiel a las rutinas que le marcan sus clases de yoga y de 5rhythms, un baile conectado con la terapia Gestalt que practican sus padres. La niña prodigio va por el buen camino.

No te pierdas toda la información en nuestro número de mayo.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS