Jeremy Irons: "Nuestras vidas están controladas por multinacionales amorales"

Tal y como se esperaba de todo un gentleman británico, Jeremy Irons destila elegancia, porte y distinción. Hablamos de crisis, viajes y de su nueva película.

Jeremy Irons

Apareció en Madrid ataviado con chaleco negro, pañuelo de tono rojizo y camisa blanca a finas rayas rojas y verdes. Tras un fugaz posado de apenas tres minutos en photocall ante los medios gráficos, pasó a charlar con la prensa en un amplio salón del Hotel Ritz. La excusa era la presentación de Tren de Noche a Lisboa, último film que ha protagonizado bajo las órdenes de Bille August (Pelle el Conquistador, Las Mejores Intenciones, La Casa de los Espíritus) y que se estrena el 16 de abril.

Jeremy Irons encarna a un profesor de instituto que cambia su vida de un día para otro, viajando de Berna a Lisboa en tren tras descubrir un libro de una misteriosa mujer. En la ciudad portuguesa, el personaje de Irons irá descubriendo una historia de amor y venganza acaecida bajo la dictadura de Antonio de Oliveira Salazar. La película es una adaptación literaria de la novela escrita por Pascal Mercier (pseudónimo del suizo Peter Bieri) donde Irons ejerce de pieza principal con otro puñado de personajes con los que se va entrecruzando en el presente y reconstruyendo una historia del pasado.

Al igual que su personaje, comedido pero enemigo de las injusticias, Jeremy Irons mostró un lado reivindicativo en su coloquio con los medios. Habló, por ejemplo, de la importancia recordar de nuevo que existiera en el pasado una dictadura en Portugal: "Es bueno que tengamos conocimiento de los sistemas políticos que han gobernado en el pasado y cómo lo vivieron algunas personas". Para el actor, a día de hoy estamos mejor pero tampoco han cambiado tanto las cosas: "Vivimos bajo la ilusión de una democracia; el hecho de votar cada 4 años en las urnas no cambia mucho nuestras vidas, que se encuentran controladas por compañías multinacionales amorales. Éstas únicamente se preocupan por sus intereses y no por los nuestros ni por los de las generaciones futuras".

La crisis global y la espiral del caos

Escuchando sus reivindicaciones, ¿también afecta la crisis a una estrella internacional de su categoría? "Por supuesto. Soy consciente de la crisis en la que estamos. Todo esto proviene aproximadamente de finales de los años 90, y nos tiene como nos tiene. Los gobiernos piensan que aumentando la productividad terminará la crisis pero yo creo que no. Nos dicen que estamos saliendo, pero no es así".

El actor de filmes como Lolita, La Misión, Herida, Elizabeth I o El Misterio Von Bülow explicaba su punto de vista para intentar mejorar la situación actual: "Lo primero que hay que hacer con esta crisis es que la gente entienda que va a tener que adaptar su conducta a un mundo que tiene recursos limitados. La gente se tiene que contentar con ganar menos. Debemos ser personas con planteamientos más sencillos en un mundo, paradójicamente, cada día más complejo y complicado.

Porque, según Irons, "pasamos mucho tiempo en plan frenético, trabajando más y ganando menos. Habría que intentar conseguir  un sistema en el que trabajemos menos días a la semana y tengamos lo justo y suficiente para vivir, sin tanta necesidades creadas de forma innecesaria. Los gobiernos parece que quieren que sigamos comprando y comprando, para aumentar el consumismo. Ese es el camino hacia el caos. Estamos atrapados en una espiral ridícula a causa de las multinacionales, a las que los gobiernos hacen caso".

Las multinacionales, explica Irons "amenazan a los gobiernos con el outsourcing y los tienen controlados". Por eso, la solución sería "reducir el poder que tienen y obligarles a pagar todos sus impuestos, buscando cerrar ese enorme desfase entre la gente que tiene cada vez más y la que tiene cada vez menos. De lo contrario todo esto puede llevar a disturbios y revoluciones. Debemos encontrar una manera controlada de alterar las sociedades, que los gobiernos no permitan que las multinacionales campen a sus anchas y dejen de tenernos controlados. Hasta que no haya una nueva generación que coja las riendas y tenga el valor de tomar medidas seguiremos igual".

Continúa la entrevista a Jeremy Irons pinchando aquí: Jeremy Irons en "Tren de Noche a Lisboa"

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS