Kim Kardashian lanza una línea de ropa cómoda para madres e hijas, con North y Chicago como protagonistas

Acompañada por sus hijas, Kim Kardashian ha querido mostrar su nueva colección de ropa: una línea cómoda y cálida para madres e hijas, que estará disponible en próximo 19 de noviembre.

La faceta como empresaria de Kim Kardashian no tiene límites. Y así lo demuestra ella misma día tras día anunciando novedades y nuevas propuestas que son acogidas de maravilla por sus millones de seguidores. Y es que parece que todo lo que toca Kim lo convierte en oro. Desde sus líneas de productos cosméticos a sus colecciones de moda, cada uno de los productos creados bajo el sello Kim Kardashian, está predestinado a arrasar. Y parece que su nueva aventura, va a seguir el mismo camino.

Hace unas horas, y aún con la resaca del lanzamiento de The Opalescent Collection, la nueva línea de su marca cosmética, KKW Beauty, que lanzó el día de su cumpleaños, Kim ha anunciado su nueva colección de ropa, Cozy, que va a dar mucho de qué hablar. El próximo día 19 de noviembre, saldrá a la venta la primera colección con ropa para niños de SKIMS, la marca de ropa cómoda y moldeadora que tantas alegrías le está dando.

En concreto, la colección cuenta con sets de ropa cómoda y calentita a juego para madres e hijas. Y qué mejor manera de promocionarla que con la mismísima Kim y sus hijas North, de siete años, y Chicago, de 2.

Kim Kardashian promociona su nueva colección de ropa con sus propias hijas
Instagram @kimkardashian

A través de las redes sociales, Kim nos ha mostrado algunas de las imágenes promocionales de esta colección que contará con pantalones, tops, camisetas y sudaderas cálidas, suaves y confortables en cinco colores, para que madres e hija puedan ir conjuntadas.

Las hijas de Kim Kardashian promocionan la nueva línea de ropa de su madre
Instagram @kimkardashian

Según ha explicado la exitosa empresaria, que se ha mostrado de lo más ilusionada con esta aventura, las tallas irán desde las más pequeñas, para niños de entre 1 y tres años, hasta las tallas más grandes, aptas para adolescentes.

Continúa leyendo