Kim Kardashian y Kanye West se someten a terapia de pareja

El artista reaparece con la mirada perdida

kim
Gtres

Si hace unos meses podíamos sentir algo de envidia de Kim Kardashian, ahora, a punto de finalizar el año, a nadie le gustaría estar en su pellejo.

Desde que el pasado mes de octubre la socialite sufriera el peor susto de su vida en París, su universo ha ido cayendo en picado y está muy cerca de tocar fondo. Apariciones contadas con los dedos de una mano y actividad en las redes nula -al menos desde su perfil oficial de Instagram-, pánico a salir a la calle y un largo etcétera de problemas han hecho que Kim no sea la misma. Si a eso le sumamos la crisis nerviosa que sufrió su marido e hizo que terminara hospitalizado en la unidad de psiquiatría de un hospital de Los Ángeles y los rumores de divorcio que cada día parecen tener menos de rumor, apaga y vámonos.

Kanye tampoco lo está pasando bien. El rapero está agobiado con toda la situación, tiene episodios psicóticos, padece mucho estrés y está recibiendo ayuda para superar sus problemas. Todo esto afecta directamente a su matrimonio y para tratar de salvarlo, la pareja no descarta la posibilidad de hacer terapia con un profesional.

El rapero, que canceló su gira para recuperarse de este bache emocional, se dejó ver ayer junto a su cuñado Scott Disick, sin embargo, parece que según pasan los días en vez de mejorar su situación, no hace más que empeorar. Con cabeza gacha y la mirada perdida, Kanye no podía tener peor aspecto.

 

Hace unos días, Kim y Kanye fueron vistos a la salida de un restaurante, aunque las cosas entre ellos no parecen llevar el rumbo adecuado. Por separado, a varios metros el uno del otro, nos regalaron una imagen fría y distante que se aleja de la que proyectaban hace tan solo unos meses.

Etiquetas: divorcio, kim kardashian

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS