La casa real británica se plantea adoptar "una estrategia más agresiva" con Thomas Markle

Los repetidos ataques y comentarios del padre de la duquesa de Sussex, Thomas Markle, afecta de forma cada vez más profunda la imagen de la familia real. El Palacio de Kensington prevé tomar medidas para conseguir que cese el conflicto, o al menos que sea más limitado.

Thomas medidas
Getty Images

Los ataques del padre de la duquesa de Sussex, Meghan Markle, se siguen multiplicando. El padre de la ex actriz se ha convertido en un personaje mediático omnipresente y sobre todo molesto para la Casa Real Británica. Desde el compromiso del príncipe Harry con la ex actriz Meghan Markle, Thomas Markle acepta entrevistas de forma regular y no duda en realizar comentarios, tan provocadores como íntimos, que no solo dañan la imagen de su hija sino de la familia real británica. El padre de Meghan Markle comentó recientemente haberle colgado al príncipe tras una conversación telefónica especialmente conflictiva. Según fuentes cercanas, la situación afectaría de forma cada vez más contundente a su hija.

Ante la situación, el Palacio de Kensington decidió tomar medidas y estarías considerando adoptar una “estrategia agresiva” para lidiar con el afán de protagonismo y las consecuentes revelaciones del padre de la nueva representante real. Según una fuente cercana: “El Palacio, que habitualmente sigue una política firme que supone no comentar asuntos personales, está considerando ahora una estrategia agresiva para lidiar con la situación, el padre y la hermana. Nadie quiere ver esto seguir”. La Casa Real no parece tener una respuesta de momento, pero sigue intentando  averiguar cómo solucionar el asunto.

Thomas medidas
Getty Images

Según la misma fuente,  Meghan es comprensible y se apoya en Harry y sus amigos para conseguir ánimos. “Pasó por fases muy difíciles con su padre en el paso, pero le quiere” añadió, antes de comentar: “No ha hablado con su padre desde hace más de 10 semanas, desde su boda, y sigue herida." La incógnita sobre el acompañante al altar de Meghan Markle fue máximo hasta el final.

La preocupación de la familia está a punto de dispararse ante la participación al programa Celebrity Big Brother de la hermana de Meghan, Samantha, donde podría estar dispuesta a contar más anécdotas. ¿Para cuándo el fin de las hostilidades?

CONTINÚA LEYENDO