La nueva Kiernan Shipka

Adiós drama, hola comedia. La jovencísima Kiernan Shipka cierra su etapa 'Mad Men' y lo que viene, promete.

Kiernan Shipka

Mad Men fue una serie de evolución de personajes: Peggy Olson (Elisabeth Moss) pasó de secretaria apocada a creativa publicitaria algo cínica, Joan Holloway (Christina Hendricks) de bomba sexual a fiera empresarial muy cínica y, mientras sus compañeros de reparto crecían en sentido figurado, Sally Draper, interpretada por Kiernan Shipka, lo hacía en sentido literal de los 6 a los 15 años.

En la ficción se escapaba a Manhattan, se fumaba su primer cigarrillo, se rebelaba contra su madre y pasaba de personaje secundario a principal a base de encarnar extraordinariamente bien lo que implicaba ser preadolescente e hija de padres separados en la América de los primeros años 60 y adolescente desengañada y agresiva en los estertores de aquella década. A sus 15 años, y con mucha carrera dramática a sus espaldas, Shipka relaja el ceño fruncido y ya pasea por los festivales Fan Girl, una comedia sobre una chica que sigue a su banda de música favorita para grabar una película. En el mundo real, Kiernan frecuenta a otros talentos precoces como la editora Tavi Gevinson o la actriz Amandla Stenberg, publica en Instagram todo alimento que incorpora a su organismo y es insultantemente elegante para su edad.

En el cine y la televisión es un talento emergente, pero no en la alfombra roja: ahí es una estrella consagrada, muy a menudo gracias a vestidos de Del Pozo. Hasta ahora, Kiernan no ha dado ni un mal paso, ni en la pantalla ni fuera de ella. Conviene seguirla porque lo que está por venir, promete.    n

Continúa leyendo...

COMENTARIOS