Vídeo de la semana

La prueba de que el desastre estético de Demi Moore... no era para tanto

La actriz ha vuelto a aparecer después de su polémico desfile para Fendi en una entrevista y ¡sorpresa! su rostro vuelve a ser 'normal'. Con sus retoques, pero no tan desfigurado como parecía...

Demi Moore vuelve a su rostro normal
Demi Moore ha vuelto a sembrar la polémica con sus operaciones estéticas / Gtres

Hace unos días, Demi Moore se convertía en 'trending topic' no solo por subirse a la pasarela de la firma italiana Fendi a sus espléndidos 58 años, sino por la increíble transformación de su rostro... y no precisamente para bien. Medio mundo contenía el aliento al verla caminar orgullosa por la pasarela de la Semana de la Alta Costura de París mientras se preguntaba: "¿Pero qué se ha hecho en la cara"? La prensa internacional se hizo eco de semejante desastre, provocado por un excesivo retoque.

Lo cierto es que la actriz y productora estadounidense nunca ha ocultado su gusto por la cirugía estética y, gracias a ella, ha podido presumir de ser una de las mujeres mejor operadas del 'star system' (con permiso de la incombustible Cher). Ha sido un icono de belleza durante décadas y nunca ha perdido ni un ápice de esplendor. Hasta el pasado 27 de enero cuando todo dio un vuelco. Pómulos marcadísimos, nariz minúscula, boca diferente... ¿Quién eres tú y qué has hecho con Demi?

Demi Moore en el desfile de Fendi.
La actriz desfiló se subió a la pasarela de Fendi y su rostro desató todas las alarmas / Gtres

 

 

 

Tras unos días de silencio ignorando la polémica, la actriz al fin dio la cara (y nunca mejor dicho) en una entrevista que le hizo su amiga Naomi Campbell en su canal de youtube, 'No filter with Naomi'. Y haciendo honor al título del programa, la recordada protagonista de 'Ghost' reapareció sin apenas maquillaje y con gafas de ver para charlar tranquilamente con la modelo. Es entonces cuando pudimos comprobar que su rostro sigue siendo el de siempre, retoque arriba, retoque abajo. Parece que lo que sucedió en realidad durante el desfile es que el make-up que llevó sobre la pasarela le jugó una mala pasada. Tanto se quisieron resaltar sus facciones haciéndolas más angulosas que acabó pareciendo otra persona. Aunque es evidente que se ha hecho mil y un tratamientos faciales, no todos acertados, su imagen real no impacta tanto.

 

La actriz, en actitud relajada y distendida, no dijo ni mú sobre la polémica de su rostro. Prefirió hablar de lo que ha supuesto para ella tener la oportunidad de desfilar para Fendi: "Me pareció algo muy especial,lporque no era solo enseñar unas prendas de ropa, sino  contar una historia completa. Me resultó mágico y conmovedor. Algo memorable". Tanto le ha gustado la experiencia que no dudaría en repetir si alguna firma se lo propusiera. El año pasado, Rihanna contó con ella para presentar su Savage x Fenti. Otra de las cosas que más le impactó de participar en el show de Fendi fue darse cuenta de que “acaba de cumplir una fantasía adolescente. Tuve que pararme a pensar antes de asimilar que acaba de pisar una pasarela acompañada de las modelos más importantes de la historia”.

Que Demi Moore se ha operado en infinidad de ocasiones es un hecho; que su rostro ha sufrido bastantes transformaciones, también, pero podemos concluir que el maquillaje tuvo su parte de culpa en la polémica. Este episodio nos recuerda a uno similar con Uma Thurman como protagonista. En 2015 sorprendió con su imagen en un estreno y ella para zanjar el revuelo dijo: "Parece que a nadie le ha gustado mi maquillaje".

Continúa leyendo