Lily James, musa de época

Brilla lo mismo en una revisión de una novela de Jane Austen que en 'Cenicienta', 'Guerra y paz' o 'Downtown Abbey': la actriz británica afronta, desde el pasado, el futuro más brillante.

Guerra y paz

En inglés, a las películas de época las llaman costume dramas, literalmente dramas de vestidos. Un concepto bastante adecuado para describir el universo por el que se mueve Lily James, otra de esas actrices británicas (y van...) a las que les gusta más un corsé y una enagua que un premio en la lotería. Veamos: en el último año, James ha sido la nueva Cenicienta de Disney mientras en televisión sumaba su cuarta temporada como la aristócrata rebelde lady Rose MacClare en Downton Abbey. Ahora llegan otras dos importantes citas con el siglo XIX. Acaba de estrenarse como la condesa Rostova de Guerra y Paz, adaptación televisiva de la novela de León Tolstói con todo el empaque de la BBC (a la izda., con sus compañeros de reparto Paul Dano y James Norton). Y este mes también estará repartiendo tiros, espadazos y hasta golpes de artes marciales en Orgullo y prejuicio y zombies, versión tuneada de la novela de Jane Austen en la que una plaga de muertos vivientes invade la Inglaterra del siglo XIX, salpicando de sangre y vísceras el clásico romance entre Lizzy y Darcy (imagen inferior).

Orgullo y prejuicio y zombies

El amor por los clásicos es una constante en la vida de esta joven de 26 años, nacida en una familia muy ligada al mundo de la interpretación, que cambió su apellido familiar por el nombre de pila de su padre, el actor y músico James S. Thomson, cuando este falleció mientras ella estudiaba arte dramático. Los primeros pasos los dio en el teatro, entre Chéjovs y Shakespeares, y el mundo contemporáneo lo tocó con una serie, El diario secreto de Hannah, y un par de títulos cinematográficos bastante olvidables. A las pruebas de Cenicienta se presentó aspirando a ser una de las hermanastras del cuento. Pero gracias a sus rizos rubios cortesía de Downton Abbey (su pelo natural es moreno), el director de casting le pidió que probase como la protagonista, y sus aptitudes hicieron el resto. La puerta grande se abría así para esta nueva princesa de Hollywood, y no parece que, por ahora, la medianoche pueda acabar con su sueño.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS