María Callas: prima donna de la moda

Hoy, María Callas, hubiese cumplido 90 años. Repasamos la vida de esta hija de emigrantes griegos que se convirtió en la mejor cantante de ópera de todos los tiempos y en todo un icono de estilo.

maria callas

Su verdadero nombre era Ana María Cecilia Sofía Kalogeropoúlou, pero terminó siendo conocida como “La Divina”. De una infancia humilde a un matrimonio con el multimillonario Aristóteles Onassis.

Su vida es toda una lucha de transformación. ¿Sabías que con 15 años pesaba más de 100 kilos? Fue quizás el rechazo de la Scalla de Milán la que le sirvió de revulsivo. Según cuentan, colgó en la pared una foto de Audrey Hepburn y se propuso ser como ella. Adelgazó 30 kilos. También llamó a Biki y le dijo “enséñame a vestirme”.

Biki (nieta de Puccini) ideó para “la Callas” un vestuario espectacular: por ejemplo, un traje de baile negro que se ha utilizado como reclamo publicitario de unos premios musicales. Los trajes de baño para recorrer el mediterráneo con Onassis, abrigos de chinchilla, los vestidos para lujosas cenas… También son míticos el camisón amarillo con bata negra que le diseñó Dior o el vestido de terciopelo rojo con el que acudió al Covent Garden de Londres en 1974.

Sus joyas

María Callas sólo llevaba en el escenario exclusivas joyas creadas por el Atelier Marangoni en Milán (en 1999 Swarovski compró este taller). Los cristales de Swarovski siempre fueron un amuleto para la soprano. Según los rumores, en público siempre llevaba réplicas y los originales los guardaba con mimo en su vasta colección de piezas de alta joyería.

Pero su pieza más deslumbrante era un anillo con un diamante en forma de marquesa de casi 12 quilates. Se lo regaló su primer marido, Giovanni Meneghini. Fue subastado por 1.4 millones de euros.

El amor trágico con Onassis

maría callas

María Callas siempre será recordada por su Ave María de Franz Schubert y, por supuesto, por su romance con el armador griego Aristóteles Onassis. Se conocieron en 1959, cuando ambos estaban casados. Eran polos opuestos. Se dice que el multimillonario era tosco y sin modales (decía que la ópera era como si “un montón de cocineros italianos se gritasen recetas de rissotto”).

Pero vivieron uno de los romances más comentados de la época. Nunca se casó con ella y tuvieron un hijo juntos, que murió dos horas después de nacer. Onassis abandonó a María Callas por la viuda de Kennedy, Jackie O. Paradojas de la vida, años antes, el entonces presidente de Estados Unidos JFK le había regalado una copa de plata de Tiffany’s con la dedicatoria “Nuestra generación será recordada por sus artistas”.

María Callas murió en 1974, de un ataque cardiaco: tenía 54 años.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS