Meghan Markle hizo una fiesta llamada 'Sayonara Zara' antes de ser duquesa

Como lo lees. La ex actriz se despidió de la estrella del gigante Inditex con una celebración antes de ser millonaria. Adiós a los 'special prices' y las prendas virales.

Gtres

Somos unas adictas a Inditex. Eso no es ninguna novedad. Aunque nos cuesta entender por qué alguien renunciaría a comprar en Zara (ahora más, que tiene hasta labiales), entendemos que hay personas que no se sienten identificadas con el término fast fashion. Y parece que una de ellas es Meghan Markle. Sí, como lo lees. Y es que, antes de convertirse en duquesa, la protagonista de Suits hizo una fiesta en su casa llamada Sayonara Zara. La duquesa le dijo adiós a la firma low cost por la puerta grande (algo así deberíamos hacer con nuestros ex novios). Mientras que nosotras no vemos que ese día tenga un hueco marcado en el calendario en un futuro próximo (porque las probabilidades de que seamos ricas y duquesas son mínimas: aunque aún hay royals solteros, todos aquí. La esperanza es lo último que se pierde) ya que la obsesión con la firma es real -nunca mejor dicho-, sí que podríamos hacer un pequño evento si algún día tenemos en nuestras manos un Chanel. Así que sí, te entendemos, Meghan. Toda fiesta estilística está justificada.

La dinámica de la fiesta fue algo que nunca nos habríamos imaginado. Cuando la ex actriz pudo comenzar a comprarse ropa de diseñador debido a su prestigio como actriz, decidió deshacerse de todas sus prendas low cost. Durante la fiesta, Meghan regaló su ropa (la que no era de diseñador), entre gintonics y copas de champán. Aunque parece una historia sacada de Gossip Girl, no lo es. Pasó de verdad. Imagina que por un casual fueras amigo de Meghan. Un amigo que pudo asistir a aquella fiesta. Ahora, muchos años después, tendrías una prenda de la duquesa en tu guardarropa. No cabemos en nuestro asombro. 

Si bien es cierto que la duquesa ha lucido en ocasiones algunos estilismos de firmas como Asos, el armario de Meghan asciende en cada una de sus apariciones a miles de euros, por lo que precisamente, no es que sus looks sean muy asequibles. Pero es una royal, y mucha de su ropa está hecha a medida para ella debido a los numerosos eventos a los que tiene que acudir y las excentricidades que exige el protocolo (aunque ella se lo salte con creces). Los fondos de la casa real vienen de los ingresos que el príncipe Carlos recibe del ducado de Cornwall, alrededor de 28 millones de dolares, de donde se obtienen los sueldos del los duques de Sussex y los duques de Cambridge. Por lo que, con una cantidad así, nosotras también renunciaríamos a comprar en Zara. Pero solo un poquito. 

Meghan, tu yo del pasado no deja de sorprendernos. Entre esto, tu rutina actual de levantarte a las cuatro y media de la mañana para meditar y practicar yoga y las prohibiciones que le estás haciendo al príncipe Harry (que en realidad no se llama así) solo podemos preguntarnos...

¿Qué será lo próximo?

Continúa leyendo