Meghan Markle y Kate Middleton: por qué jamás llevan joyas por las mañanas

Si algo hemos observado en las duquesas de Cambridge y Sussex es que jamás las vemos con joyas durante la mañana, ¿qué medida les hace tomar esta decisión?

Gtresonline

Si algo tiene que asumir una royal es que está destinada a cumplir normas de protocolo y reglas que cualquier otro mortal es libre de saltarse. Y tanto Kate Middleton como Meghan Markle eran totalmente libres de hacer lo que quisieran hasta que comenzaron una relación seria con los príncipes de Inglaterra, Harry y William. Los cuentos de princesas se quedan para las historias de dibujos animados, en la vida real existen muchas normas y reglas una vez que entras a formar parte de una familia real, y sobre todo si hablamos de la corona inglesa. 

Los comienzos de Meghan Markle en la familia de su marido no fueron los mejores. A ojos de la prensa siempre ha estado en el punto de mira, bien por contradecir ciertas medidas de protocolo, bien por romper con normas o tradiciones que llevaban siguiendo años y años o bien porque desde un inicio, nunca fue vista con buen ojo para el príncipe Harry, por su profesión o lo que fuera. Siempre ha existido una comparación inevitable entre ella y Kate Middleton, que entró en la familia asumiendo desde el primer momento su papel y cumpliendo a rajatabla las normas que la corona impone. De hecho, la prensa siempre ha querido dejar patente la forzada relación que existe entre ambas, aunque nosotras tendemos a pensar que la realidad no es así.

 

Nunca llevan joyas durante la mañana

Gtresonline

Y si de algo deben aprender la duquesa de Cambridge y la duquesa de Sussex durante su inclusión en la familia real inglesa, es de protocolo y normas. Y en esta casa real hay muchas como cuándo puedes quedarte embarazada o el color de uñas que debes llevar. Y otra de las normas que deben cumplir es que no pueden llevar joyas hasta las seis de la tarde. Sí, como leéis.

Myka Meyer, experta en protocolo, habla para The Sun y aclara que "antes de las 6 de la tarde pueden ponerse piedras semipreciosas, perlas o zafiros" pero no diamantes, oro blanco y platino, que quedan reservados para la noche a excepción, junto con los anillos de compromiso, de bodas y bautizos. Es una medida únicamente para evitar la extravagancia y además recordemos que las joyas de la casa real expresan un lenguaje propio y cada pieza está determinada para un uso en concreto. De este modo algunas de las joyas del tesoro de la corona, como las  tiaras o los broches, son utilizados únicamente en ocasiones verdaderamente especiales, como cenas de gala oficiales con cargos políticos, miembros de otras familias reales o cuando Isabel II está presente.

Incluso hemos visto a Kate Middleton en alguna ocasión llevar bisutería de Accesorize de precios realmente irrisorios, todo con tal de no faltar a las normas de protocolo de su actual familia. La nuera perfecta que no da que hablar nunca. Sabemos que a Isabel II le cae en especial gracia, ¿ya se ha ganado la confianza al cien por cien de la reina?

De momento, si siguen asumiendo las normas de la corona, todo estará en orden para ambas. 

Belén Sánchez Ureta

Belén Sánchez Ureta

Periodista y amante de una buena mesa, con una conversación interesante (si es de cine, mejor) y por supuesto dotada de una buena gastronomía. Me gusta viajar, descubrir nuevos lugares y conocer sus costumbres. Las bodas son mi parcela para fantasear, soñar con vestidos y buscar siempre la elegancia, tanto en lo clásico como en lo moderno. Considero que la música es indispensable para vivir. Y, confieso, mi profesión frustrada es estar delante de una cámara fingiendo ser lo que el guion dicte.

Continúa leyendo