Mujeres relojeras, divas del tiempo

Actriz, modelo, acróbata, campeona ecuestre... estos son algunos de los oficios de las mujeres más bellas de nuestra familia relojera.

Mujeres relojeras, divas del tiempo

Tras la I Guerra Mundial, el uso del reloj de muñeca empezó a extenderse, aunque fueron las mujeres quienes lo pusieron de moda ya en 1911. El reloj ha ido evolucionado para experimentar las mismas variaciones que el prêt-à-porter y ha servido de inspiración a no pocas casas de alta costura. Hoy, las firmas relojeras tienen muy presentes a las mujeres, sus gustos y necesidades, y han sabido sacarle partido al rostro de las más bellas para inocular en el resto de la población femenina ese anhelo de hacerse depositarias de un fragmento de tiempo. Una de las veteranas es la oscarizada actriz australiana Nicole Kidman, embajadora de Omega desde 2005, quien ha celebrado recientemente los más de 100 años de historia de la relojería femenina en Milán. Otra ganadora de un Oscar (y también la actriz más joven que haya recibido seis nominaciones), Kate Winslet, forma parte de la familia Longines desde 2010. Cara Delevingne, la nueva reina de los medios, la it girl y top model del momento, es embajadora de TAG Heuer. Una mujer “irreverente y a la vez elegante” (como la describe Jean-Claude Biver, CEO de la compañía). Charlotte Casiraghi, la segunda hija de la princesa Carolina de Mónaco, campeona ecuestre e icono de moda, es embajadora de Montblanc, mientras que la artista y defensora de los derechos de la mujer Freida Pinto (India, 1984) se suma a la familia de Audemars Piguet. En nuestras latitudes, Penélope Cruz, la única española ganadora de un Oscar, es la imagen de Viceroy, tanto para la línea de relojería como de joyería. La última en llegar, Ainhoa Sánchez, es la primera y única wingwalker (acróbata sobre las alas de un biplano antiguo durante el vuelo) profesional española y amiga de la firma Breitling.

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS