Sabemos cómo es el salón de Paula Echevarría

Paula Echevarría sigue mostrándonos, poco a poco, más detalles de su impresionante casa. En esta ocasión, una jornada de cine y sillón fue la excusa perfecta para descubrir el salón.

El perfil de Instagram de Paula Echevarría es uno de los más seguidos de nuestro país, y no solo se ha convertido en el escaparate perfecto para ver sus estilismos más aplaudidos, también nos está sirviendo para conocer poco a poco su espectacular nueva casa.

Fue en mayo de 2019 cuando Paula y su hija Daniella se mudaron a la increíble vivienda que la actriz había construido a su gusto y cuidando cada detalle. Desde entonces, y a través de sus publicaciones en redes sociales hemos ido viendo algunas partes de la casa. Y ha sido ahora cuando Paula nos ha mostrado una de las zonas donde más tiempo pasa, el salón.

Con una televisión tamaño XXL, donde la actriz y su chico, Miguel Torres, disfrutan de largas jornadas de cine, en el salón de la actriz reina el color blanco, tanto en muebles como sofás o en la gran alfombra de la zona de estar. Eso sí, dos llamativos sillones en color fucsia ponen el contraste y la nota de color a la habitación.

Como era de esperar, la casa de Paula está decorada al detalle, y con bonitas piezas. Sobre la mesa de cristal de la zona de estar encontramos, además de numerosos libros, una figura decorativa con forma de ballena o un centro de rosas rojas. Un salón impecable que en unos meses recibirá al pequeño Miguel, el segundo hijo de la actriz y el primero con su actual pareja. ¿Qué tal llevarán esos inmaculados sofás blancos la llegada de un bebé?

Ubicada en Villafranca del Castillo, la casa de Paula cuenta con algo más de 500 metros cuadrados, cuatro dormitorios, un gran jardín con piscina, garaje y un completo gimnasio donde hemos visto a la actriz ponerse en forma. Con grandes ventanales como protagonistas que permiten la entrada de luz a raudales, hemos podido ser testigos de algunas de las habitaciones de esta casa modular en la que predominan los colores claros y donde, sin duda alguna, el vestidor se ha convertido en la zona más envidiada.

Continúa leyendo