¿Por qué nos gusta Keira Knightley?

Es guapa, famosa, codiciada por anunciantes y cineastas y una larga lista de etcéteras, pero a nosotros nos gusta por 10 razones.

Keira Knightley

1. Su sencillez es sinónimo de sofisticación. Los looks de red carpet de Keira Knightley no dejan indiferente, pero nunca por su ostentación, ni por las joyas, ni por las transparencias o los escotes. Es la elegancia que desprende hasta el modelo más sencillo lo que acapara los flashes, un vestido negro, un recogido despeinado y los labios rouge y lista para el photocall.

2. Su norma es que no hay normas. Combina las prendas como más le apetece y crea tendencia con ello. Sabe lo que le sienta bien y ha afianzado una personalidad férrea en lo que a outfits se refiere, muy marcada siempre por el estilo british en el día a día y la sofisticación lady para las noches.

3. Hace oídos sordos a rumores y elucubraciones. Su delgadez despertó los comentarios sobre una posible anorexia desde el mismo momento en que salió a la palestra. Los rumores volvieron a saltar en la pasada Semana de la Moda de París, cuando se presentó con un diseño de Karl Lagerfeld que afinaba aún más su figura. Ella se ha mantenido al margen y ha aplacado las críticas con contadas entrevistas.

4. Evita los excesos. La última noticia sobre la actriz ha sido que se ha autoimpuesto un salario de 50.000€ anuales para llevar una vida lo más “real” posible. Ella misma cuenta que se lo pasa mejor cuando huye del lujo y la ostentación.

5. Paso a paso ha superado las malas críticas. Sus inicios en el cine estuvieron plagados de malas críticas hacia su trabajo. Sin embargo, gracias a esas películas de época tan llenas de tragedia (un terreno que asume como propio) las tornas han cambiado y ahora se pelean por tenerla entre su elenco.

Keira Knightley y James Righton

6. La discreción es su máxima. Huye de los paparazzi y evita la polémica y la publicidad de su vida privada. Incluso le da vergüenza que le reconozcan por la calle, ella dice que no es bordería, es simple timidez.

7. No es una actriz al uso. Tiene ese “no se qué”, ese aura inocente, ese halo enigmático y ese punto rebelde, todo a la vez, lo que hace que sus personajes estén llenos de personalidad y misterio. No hay más que ver su papel de Elisabeth Bennet en Orgullo y Prejuicio.

8. Es natural 100%. Le gusta serlo y mostrarse como tal, por eso no dudó en confesar y denunciar que ciertas fotos de un spot estaban retocadas para aumentarle el pecho, algo con lo que se sintió de lo más ofendida.Por otra parte, sólo hay que ver esas poses con muecas y una sonrisa muy peculiar, y esas entrevistas en las que responde de corazón, incluso a veces se le escapa algún taco…cosas de la naturalidad.

9. Tiene un punto macarra. Ese punto rompe con los remilgos tan propios de algunas celebrities y ha conquistado a Joe Wright. Tras varios traspiés en sus primeras entrevistas con el director, acabó por quedar encantado con ese punto descarado de Keira, y contó con ella en Orgullo y Prejuicio, Expiación y la exitosa Anna Karenina.

10. Tiene una idea muy clara del amor. Hay una pregunta que asusta mucho, ¿qué pasará cuando pasen los primeros meses de pasión? Ella lo tiene claro, “se vuelve todo más interesante”.

Etiquetas: it girl, keira knightley

Continúa leyendo...

COMENTARIOS