Premios Goya 2016: 30 años apoyando al cine español

Nos colamos en la gala de entrega de los Goya.

Irene Escolar
Gtresonline

El cabezón ha cumplido treinta años. Nuestros queridos Premios Goya han celebrado su trigésima edición en una gala llena de emociones que ha presentado por segunda vez consecutiva Dani Rovira.

Como maestro de ceremonias, el malagueño ha puesto toda la carne en el asador. El actor lo ha dado todo. El cómico se ha atrevido no sólo con un número musical al inicio de la gala sino que también se ha puesto en manos del mago Jorge Blass que le ha hecho desaparecer y le ha encogido para sorpresa y disfrute de los presentes.

Pero esto no es todo. El protagonista de Ocho apellidos vascos ha derrochado simpatía, buen humor y hasta don de lenguas. Rovira no dudó en dirigirse a las dos estrellas internacionales que estaban presentes, Juliette Binoche y Tim Robbins, a cada una en su lengua materna, para invitarles a dar un paseíto por su tierra natal a tomar un gazpacho y una vichyssoise.

Penelope y Rovira
Gtresonline

El momento más emotivo de la noche lo ha protagonizado Daniel Guzmán. El actor y ha dedicado su premio a mejor director novel a su abuela Antonia y ha reconocido que no lo hubiese conseguido sin su ayuda. Pero éste no ha sido el único minuto que, a más de uno, le ha arrancado alguna lágrima. Mariano Ozores ha recibido el Goya de Honor de manos de sus sobrinas. El veterano actor se ha mostrado tan emocionado que apenas podía hablar, pero ha hecho un esfuerzo para agradecer a todos los que han participado en las más de noventa películas en las que ha actuado y sobre todo, al público, que todavía hoy sigue apoyándole.

Una de las ausencias más destacadas ha sido la de Mario Casas. Rovira ha aprovechado su ausencia para resaltar su buen como intérprete, eso sí, ha destacado que nunca ha estado nominado. Aunque su novia, la actriz Clara Lago estaba presente, el cómico malagueño no ha perdido la oportunidad de flirtear con Penélope Cruz, a quien ha invitado a salir de fiesta después de la gala aunque el resultado no ha sido el que Rovira se esperaba.

 

Elvira Lindo y Vargas Llosa
Gtresonline

Uno de los momentos más esperados de la noche ha sido cuando el ganador del Nobel de Literatura ha subido al escenario a entregar el Goya al mejor guión adaptado. Vargas Llosa ha contado con Elvira Lindo como compañera, que ha aprovechado la ocasión para remarcar que Isabel Preysler era la verdadera protagonista de la noche ante la atenta y feliz mirada del literato.

Y para poner fin a nuestro repaso, hablemos de discursos. Como en cualquier acto público, el timing siempre manda y está determinado lo que debe durar la intervención de cada premiado desde el principio. Sin embargo, muchas veces la emoción, los nervios y otras cosas juegan malas pasadas. Una sorprendida Natalia de Molina comprobaba cómo la organización le cerraba el micrófono a mitad de su discurso porque los tiempos estaban muy definidos. Y es que en estas cosas ya se sabe… the show must go on.

 

 

Etiquetas: actrices, premios goya

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS