La cruel acusación de la madre de Antonio David contra Rocío Carrasco

La protagonista de la docuserie 'Rocio: contar la verdad para seguir viva' revela uno de los acontecimientos más espeluznantes que vivió durante el proceso de la nulidad matrimonial.

La nueva entrega de la docuserie 'Rocío. Contar la verdad para seguir viva' aporta nuevos y espeluznantes datos sobre el infierno que ha vivido la hija de Rocío Jurado en los últimos veinte años. Si pensábamos que habíamos escuchado de su boca cosas fuertes, su última revelación ha sido aún peor. Rocío Carrasco hace un repaso de cómo fue el duro proceso para obtener la nulidad matrimonial de Antonio David Flores contando un acontecimiento impactante que tiene que ver con su segundo embarazo. Y lo hace con un documento oficial para corroborar su relato. Luisa, la que entonces era su suegra, declaró en favor de su hijo, arremetiendo contra su exnuera con algo muy delicado.  "Es cierto que mi segundo nieto nació con ciertos problemas, achacables a la vida poco decente que su madre tuvo durante el parto”, dio ante el Tribunal de la Rota. El pequeño David nació con una enfermedad que afecta a sus capacidades, de la que su madre nunca ha querido dar detalles por respeto a él. Aunque nadie le ha puesto nombre, parece que podría tratarse del síndrome de Angelman, que es un trastorno genético que nada tendría que ver con las acusaciones que vierten sobre Rocío Carrasco.

Su supuesta responsabilidad en la discapacidad de su hijo menor es algo que también le achaca el padre. Tal y como ella contó en anteriores capítulos, Flores le decía que los celos infundados que ella sentía durante el embarazo al creer que la engañaba con otra mujer la iban a hacer "malparir" al niño. Luisa, en aquel testimonio frente al Tribunal de la Rota, insistía en la mala vida que llevaba su nuera de una manera despiadada: "El padre de ella murió de un infarto y mi marido lleva dos años con Alzheimer por culpa de la vida desarreglada de Rocío".

Con respecto a Pedro Carrasco, la joven también ha soltado un bombazo en la última entrega de su docuserie, negando lo que Raquel Mosquera ha contado. Tanto la peluquera como Antonio David dijeron que el boxeador y su hija no se hablaban cuando él murió. Ella lo niega y asegura que hubo una conversación días antes de que le diera el infarto, en la que se reconciliaron y se perdonaron. Con respecto a la viuda, asegura: "Para mí esa señora no existe".

Raquel Mosquera
Raquel Mosquera miente según Rocío / Gtresonline.

Los problemas entre ellas vinieron en parte por la herencia de Pedro, ya que la peluquera acusó a su hijastra de quererse quedar con un costoso Rolex de oro por pura ambición. Rocío admite que lo quería, pero no por su valor económico, sino por el sentimental, ya que tenía una inscripción con la fecha de la boda de Carrasco y Rocío Jurado. Intuimos que la respuesta de Raquel no tardará. 

Otro de los momentos más terribles del último capítulo emitido es en el que la protagonista habla de la manipulación a la que Antonio David sometía a su hija desde muy pequeña, para lo que aportó un informa psicológico del juzgado. Cuenta que Rocío Flores tenía terrores nocturnos y que un día le explicó lo que le sucedía: "Papá me ha dicho que cuando nos dormimos, Fidel y tú os vais y nos dejáis solos". Sin parar de llorar, Carrasco asegura que esto fue el principio de "la semilla del mal". También relata cómo en una ocasión le devolvió a los niños tras pasar un fin de semana con él y David, que aún era un bebé, llegó con un brazo roto sin que se le hubiera llevado al médico ni se la avisara de lo sucedido. Un parte del centro hospitalario al que Rocío tuvo que ir de urgencias lo atestigua, así como la denuncia que ella interpuso en el juzgado y que luego retiró para no aumentar la tensión.

Continúa leyendo