Estos son TODOS LOS RETOQUES de Rocío Flores. ¿Obsesión por su imagen?

A sus 25 años, la hija de Antonio David y Rocío Carrasco ya ha experimentado un gran cambio físico. El pecho ha sido lo último, pero se ha sometido a otros retoquitos faciales y corporales.

Es noticia, pero esta vez no por el culebrón que protagoniza su padre, Olga Moreno y Marta Riesco, sino por motivos propios. Muchos se preguntan su tiene cierta obsesión con su imagen desde que dio el salto a la televisión, ya que acaba de hacerse un nuevo tratamiento: una operación de aumento de pecho. Repasamos todos los retoques estéticos de Rocío Flores con los que ha conseguido transformar su físico en tiempo récord.

Ella misma ha confirmado que acaba de pasar por el quirófano, con total naturalidad, como siempre ha hecho, porque no se esconde. "Todo está bien, todo ha salido genial, efectivamente me he operado el pecho, tenía muchísimas ganas de hacerlo", ha comentado a un vídeo que ha subido a sus stories de Instagram. "Cuando me encuentre un poquito mejor os iré contando todo el proceso. Me acaban de dar el alta y estoy en reposo, un poco dolorida, pero todo ha salido muy bien", añadía. Como es lógico, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco está de baja por lo que no la hemos visto en 'El programa de Ana Rosa', del que es colaboradora habitual. No hay mal que por bien no venga, se evita durante unos días del tema que tiene en vilo a la farándula: la relación de su padre con Marta Riesco y la actual situación de Olga Moreno.

Ahora lo que toca es estar tranquila y guardar reposo hasta que todo cicatrice y vuelva a su sitio. Rocío Flores no ha especificado exactamente qué tipo de operación de pecho se ha hecho: si se ha tratado de un levantamiento con implantes de silicona o una reducción. Esta es la última de sus citas con la estética, pero antes ha habido otras. Poco queda ya de aquella chica que se dio a conocer para el gran público en 2017 participando en 'Supervivientes'. La conocimos castaña, con otra talla y un estilo a la hora de vestir mucho más informal, siempre con prendas anchas. ¡No se quitó la camiseta en Honduras y no ocultó los complejos que tenía por su físico! 

rocio flroes cambio fisico
Rocío, en 2017, cuando participó en 'Supervivientes' / Foto: Gtresonline.

Durante su estancia en el reality perdió más de quince kilos y ahí fue donde empezó su gran cambio y su afición por los retoques estéticos. Ahora tiene 25 años, se ha convertido en una cotizada influencer y en una estrella de la televisión y su imagen poco o nada tiene que ver con la del pasado. Además de llevar el pelo más rubio, haber ganado en estilo y contar con el asesoramiento de expertos para su maquillaje y peluquería, Rocío se ha vuelto 'adicta' a las clínicas de belleza. 

A nivel corporal se ha sometido a tratamientos para tonificar, reducir y moldear su nueva silueta con el fin de ayudar a que esa reducción de peso fuera perfecta. En el rostro, admite haberse hecho varias cositas: una bichectomia para eliminar las bolsas de grasa del rostro y crear angulosidad, se ha inyectado ácido hialurónico en los labios y se ha puesto bótox en la frente. ¿Demasiadas cosas para ser tan joven? En su opinión, no, ella sólo quiere verse bien y mejorar. También se ha retocado la nariz, que es quizá lo que más se nota. Así lo explica ella misma: "Me he corregido un bultito de la nariz con un poco de ácido hialurónico, sobre todo, para el perfil, que no se me viese un pequeño bulto". Es decir, ahora tiene el tabique recto.

rocio flores retoques estéticos
La hija de Antonio David se retocó la nariz para lucir un tabique recto y perfecto / Gtresonline.

Aún hay más, porque Ro también embelleció su sonrisa llevando ortodoncia y se sometió a un tratamiento con láser para el acné con el fin de lucir una piel más lisa y radiante. Acabamos con un diseño de cejas por microblading y extensiones de pestañas. La joven está muy contenta con los resultados y no considera que tenga una obsesión por su imagen: “En redes me muestro natural, como soy, muy real. Que me haga algún retoque, sí. Pero eso no me quita naturalidad ni quiero por ello fomentar ningún estereotipo. Me he valorado tan poco y me he querido tan poco, que ahora me encuentro bien conmigo misma". 

Continúa leyendo