Victoria Federica ya ha encontrado sustituto a su novio y no nos puede gustar más

Ahora que Gonzalo Caballero ha partido hacia tierras mexicanas, la hija de la infanta Elena acompaña a su padre en su ajetreada vida social.

Gtres

Parece que Victoria Federica es para su padre, Jaime de Marichalar lo que la infanta Elena es para el rey Don Juan Carlos, la perfecta compañera de eventos. No se puede decir que madre e hija no son tal para cual. Ambas gozan de una relación envidiable, de eso no hay duda. Sin embargo, Vicky también tiene una relación muy cercana con su padre. Algo que, sinceramente, desconocíamos. Ya que siempre la vemos con su madre, su hermano o en compañía de su abuela o tía Cristina. 

La relación que mantiene Froilán con su padre la desconocemos. Ahora que parece que el royal más malote de todos (os explicamos el episodio del pincho moruno aquí) está viviendo una época más relajada. Su ocio se resume a las corridas de toros a las que acude con su hermana para animar a su BFF Gonzalo Caballero (y tortolito de Vic, que no se nos escapa una: aquí la declaración de amor millennial) y a algún que otro percance por la noche madrileña que nos podría pasar a cualquiera. Especulaciones a parte, pocas veces hemos visto al nieto predilecto de Doña Sofía acompañar a su progenitor en algún acto en solitario. Sin embargo, Vic sí que acude a acompañar a su padre. No hay nada mejor que un plan padre-hija para crear vínculo. 

 

 

¿La última aventura de Marichalar y su hija? Acudir a la presentación de la firma de joyas Rabat que tuvo lugar en Madrid, a la que también asistió Isabel Preysler (que está de enhorabuena: su hija Tamara ha desvelado quién es su nuevo amor). Aunque Vicky llegó más tarde y en un look bastante informal, su padre salió a recogerla sin ocultarse para pasar una velada tranquila con su hija. Victoria, que para los que la conocen es una niña muy simpática y sociable, pasó un rato agradable con las amistades de su padre, demostrando que se incluye en todos los círculos sin ningún problema. 

 

Ahora, que el supuesto amor de la hija pequeña de la infanta Elena ha partido a México, todo apunta a que la agenda de Vicky está mucho más vacía, de ahí estos planes con su padre. Dada la buena relación de Esteban Rabat y su mujer, Rosa Mailar con el ex marido de la duquesa de Lugo, no es de extrañar verlos juntos de vacaciones o en ambientes más distendidos. 

Incluso, cuando los hermanos Froilán y Victoria eran pequeños, pasaban algunas vacaciones de verano navegando junto a sus padres y el matrimonio. 

Esperamos que la relación de Vic siga viento en popa tanto con Doña Elena y su padre, y no se desvíe como su hermano mayor... seguiremos informando. 

Victoria Federica y Jaime de Marichalar, 2010. Gtres

Nosotros siempre les recordaremos así... y es que las buenas costumbres, no deberían de cambiar nunca.

Padre e hija que van al tenis unidos, permanecen unidos. 

Continúa leyendo