Vuelve la guerra entre Woody Allen y Mia Farrow tras el estreno del esperado documental sobre el conflicto que mantienen desde hace 30 años

Convertido en uno de los estrenos más esperados, HBO estrena ‘Allen v. Farrow’, un documental de cuatro capítulos sobre los episodios más duros y oscuros de la guerra familiar y mediática que mantienen desde hace tres décadas Woody Allen, Mia Farrow y los hijos de ambos.

Han pasado casi tres décadas del inicio de uno de los conflictos familiares más conocidos del mundo de Hollywood. Un conflicto que lejos de acabarse, está a punto de vivir uno de sus nuevos capítulos. Hablamos de la disputa legal, familiar y mediática que desde 1992 enfrenta a Mia Farrow y a Woody Allen.

Los que durante 12 años formaron una de las parejas más estables y exitosas, tanto a nivel sentimental como profesional, viven en una continua guerra que ha ido sumando soldados a sus filas y de la que el resto de los mortales, como meros espectadores, asistimos deseosos de saber cuáles de los hechos son ciertos y cuáles no.

HBO vuelve a hacer temblar los cimientos de Hollywood, tal y como ya hiciera hace unos años con Leaving Neverland, el documental en el que algunas de las supuestas víctimas de abusos por parte de Michael Jackson contaban su versión de los hechos. Y es que hace unas horas, la plataforma estrenaba Allen v. Farrow, una miniserie de cuatro capítulos que recorre las décadas de conflictos y acusaciones de la ex pareja.

De la mano de Kirby Dick y Amy Ziering, este documental recoge una exhaustiva investigación de uno de los mayores escándalos de Hollywood. A través de interesantes documentos como películas caseras, audios y videos inéditos hasta la fecha, documentos judiciales y pruebas policiales, los directores se adentran en el conflicto.

Eso sí, ya antes de su estreno, la producción ha sido tachada por muchos de partidista. Al parecer, algunas voces señalan que la historia da voz y veracidad a la versión de Mia, Dylan y Ronan Farrow, dejando la reputación del cineasta, que como era de esperar no quiso hacer declaración alguna para el documental, por los suelos.

En estos cuatro capítulos, que la plataforma irá estrenando semanalmente, se narran los episodios clave de los años de conflicto que cuentan con algunos testimonios clave, como el de la propia Mia Farrow, su hijo Ronan y su hija Dylan, pieza clave en toda esta guerra, amigos cercanos y las autoridades que investigaron en su momento los supuestos abusos sexuales.

Fue en 1992, poco después de enterarse del romance que mantenía su por entonces pareja, Woody Allen, con Soon-Yi, la hija que adoptó con su ex marido, André Previn, cuando Mia Farrow inició la batalla legal familiar más ardua en Hollywood. En agosto de ese año, Dylan Farrow, la hija adoptiva de Mia y Allen que por entonces contaba con siete años, acusó al cineasta de haber abusado de ella. Un episodio que un año después fue calificado por expertos en abuso sexual infantil como “poco consistente”.

Unos supuestos abusos que, a día de hoy, Dylan sigue manteniendo que existieron. Junto a su madre Mia y su hermano Ronan Farrow, uno de los periodistas de investigación más reputados de Estados Unidos que sacó a la luz los abusos de Harvey Weinsten, lleva años intentando contando su versión y buscando apoyos en el mundo del cine. Algo que ha conseguido. Actores de la talla de Natalie Portman, Reese Witherspoon, Ellen Page y Mira Sorvino han dado la espalda a Woody Allen y mostrado todo su apoyo a Dylan.

Desde hace décadas, Dylan Farrow mantiene la acusación de abuso sexual contra Woody Allen
Gtresonline

El cineasta por su parte, lleva décadas negando las acusaciones y asegurando que detrás de todo está Mia Farrow, a quien acusa de haber lavado el cerebro incluso a su propia hija, Dylan, para hacerle creer esos abusos que asegura nunca ocurrieron, y que ciertos o no, nunca se han podido demostrar en un juicio. Junto a Allen continúa, 20 años después, Soon-Yi, con quien se casó poco después de que estallara la polémica. Hace casi tres años, Moses Farrow, el hijo mayor de Woody y Mia también se posicionó del lado de su padre, asegurando que toda esta historia fue inventada por su madre, a quien acusa de abuso psicológico hacia sus hijos. Según asegura este fotógrafo y terapeuta, la actriz gestó toda esta guerra en venganza tras descubrir, a través de unas fotográficas eróticas, la relación entre Woody Allen y Soon-Yi. “No puedo permanecer en silencio mientras se le condena por un crimen que no cometió” aseguró Moses, quien a través de un escrito desmontó punto a punto toda la versión de Mia, incluido el supuesto abuso a Dylan.

Junto a Woody Allen siempre ha estado su mujer, Soon-Yi, la que fuera hija adoptiva de Mia Farrow
Gtresonline

Verdades o mentiras, lo cierto es que todos y cada uno de los episodios vividos en esta guerra que se inició hace casi 30 años vuelven a primera línea con este documental de HBO que promete dar mucho de qué hablar…

Continúa leyendo