Zendaya Coleman y Tom Holland: la pareja de moda

Coincidieron durante el rodaje de "Spider-Man: Homecoming" y desde ese momento su relación no ha dejado de crecer.

Hay veces en las que interpretar un romance tras la gran pantalla, desemboca en otro que continua cuando los focos se apagan. Zendaya Coleman y Tom Holland, vivieron esa experiencia durante el rodaje de Spider-Man: Homecoming, donde la química que ambos desprendían traspasaba las barreras de la imagen y el sonido, quedando prendida en el ambiente, iba más allá de una brillante actuación, había sinceridad en esa mirada limpia con la que ambos se atravesaban, una mirada que los fans de la saga rápidamente detectaron, felices de que la ficción coincida a ratos con la realidad.

La relación entre Zendaya Coleman y Tom Holland se hizo pública el pasado verano tras la captura de unas fotografías en la que ambos aparecían besándose en el interior de un coche, sellando y confirmando el romance entre los artistas. Desde aquel momento los actores se han mostrado más relajados frente a las cámaras dejando fluir entre ellos las bromas y muecas cómplices, que los fans no dejan de mirar con lupa, como aquel gesto cargado de ternura en el que Tom Holland posaba su mano sobre la rodilla de su pareja, para intentar apaciguar los nervios de la actriz, cuya pierna no dejaba de agitarse de forma adrenalínica en medio de una entrevista. Un acto reflejo que no pasó desapercibido ante las cámaras y mucho menos frente a sus seguidores. Sin ternura no hay amor, es en los detalles minúsculos donde radica el sentido de las emociones descomunales.

Los medios siguen al pie de la letra los movimientos de la pareja, donde ha sido inevitable poner sobre la mesa la diferencia de estatura entre ambos, algo que jamás se cuestionaría o señalaría en ningún artículo si el alto de la dupla fuese el hombre. El hecho de que Zendaya mida 6 centímetros más que Tom Holland parece la ocasión perfecta para volver sobre las ideas patriarcales que perpetúan los estereotipos de género, esos que se han ido solidificando a través del cine, mediante la corrección de planos para que el hombre jamás se sienta amenazado frente a la altura de su compañera, para que jamás pueda experimentar la sensación de ser eclipsado por una mujer. Todo se transforma en una masa rancia y pegajosa que se agarra al pensamiento colectivo sin problema aparente, por eso Zendaya no ha dubitado su respuesta ni un segundo ante la inoportuna pregunta de los medios, calificando de “absurda y misógina” la idea de que la diferencia de estatura se plantee en pleno siglo XXI como un problema, un discurso al que su pareja se ha sumado.

Cada vez que aparecen juntos en público, las cámaras se posan sobre ellos dispuestos a captar toda esa magia que los envuelve y que ya no tratan de esconder, a pesar de que siempre han sido muy reticentes a mostrar su relación. Ya no ocultan esa complicidad absoluta entre ellos, y nos regalan momentos adorables más allá de la película que los unió. Está claro que Zendaya Coleman y Tom Holland son la pareja de moda, una dupla de cine de la que nos declaramos fans absolutas, tanto dentro como fuera de la gran pantalla.

Noemí Valle

Noemí Valle

Periodista, melómana y amante de la cultura y la moda en todos sus formatos. No concibo la vida sin las pequeñas historias que la mueven y la desordenan, por eso mismo me empeño en escribirlas. Soy de las que viaja junto a una cámara y un libro ya sea al barrio de al lado o a la otra punta del planeta. Siempre guardo bajo la manga una canción, un fotograma o una cita con la que convertir un instante insípido en uno imborrable.

Continúa leyendo