Cayetana de Alba, la Duquesa libre