Carmen Enríquez: "¿La obsesión de la reina Sofía? Ser de alguna utilidad”

La periodista y experta en realeza Carmen Enríquez se sincera sobre la personalidad de la reina Sofía, personalidad más querida de la Casa Real española.

Su mirada clara y complaciente envuelve como una caricia. Cual madre, la reina Sofía cuida, acompaña, protege y entiende. No solo a un pueblo español en busca de referentes, esencialmente en el marco de periodos de máxima tensión en los que nada parece claro, sino a toda aquella persona que se cruce en su camino. Quizá ninguna monarca haya sabido captar mejor el rol de reina que Doña Sofía. De ahí una admiración unánime por una mujer quien ha sabido alzarse contra vientos y mareas.

La periodista y experta en Casa Real Carmen Enríquez vivió largos años al contacto de la personalidad más querida de la Casa Real española, adentrándose progresivamente en el laberinto de su corazón. Es precisamente a modo de homenaje que redactó “Sofía, nuestra reina”, una obra que pretende acercar cada lector a la reina amada incondicionalmente. ¿Quién es realmente la monarca? Una mujer en busca del contacto constante con el otro. Su pasión por los demás se plasma en cada gesto, delicado y seguro a la vez. Desde su llegada al Palacio Real, vivió con un afán incontestable: permanecer próxima al pueblo y ser útil. Mujer con alma de líder, la reina asumió su rol en cada uno de sus viajes y eventos oficiales. Rodeada, espontánea y con iniciativa, tal y como lo recalca Carmen Enríquez, Doña Sofía siempre ha sabido mostrarse disponible, sin perder un ápice de discreción.

La reina se ha negado a vivir como víctima, consciente del peso de la tradición y de su responsabilidad, se ha abierto cada vez más con el paso de los años, impidiendo que la soledad guie su vida. Sus enemistades, cual secretos a voces, no han hecho más que reforzar su legitimidad y admiración. Mujer sensible, atenta a los intereses y derechos de todos, y en concreto de las franjas más frágiles de la sociedad como los niños, Doña Sofía brilla por una sencillez incuestionable, parte de su encanto natural.

¿Por qué nos encanta? ¿Conseguirá alguna monarca destronarla en el corazón de los españoles? Resulta difícil imaginarlo. Aunque Letizia tenga el don de inspirarnos día tras día, Sofía sigue acaparando todas las miradas precisamente por no desear hacerlo. Un ejemplo a seguir en todos los sentidos.

Continúa leyendo