Repasamos todas las curiosidades de la princesa Leonor

La hija mayor de la pareja más codiciada de nuestro panorama, el rey Felipe VI y la reina Letizia, ya es una indudable protagonista de la familia real. ¿Piensas saberlo todo de ella?

Es bien sabido, la presión ejercida sobre los miembros de las familias reales de todo el planeta es ineludible. Aunque algunos 'royals' se esmeren en preservar por encima de todo su intimidad (si no que se lo digan a la pareja formada por Meghan Markle y el príncipe Harry, ansiosos por ocultar los detalles del bautizo de su primer hijo Archie), su papel les invita a tener una presencia mediática, comentada de forma más o menos benevolente. Este ojo puesto en todos y cada unos de sus miembros, vinculado a un interés siempre creciente, nos lleva a plantearnos... ¿quiénes son realmente estas figuras?

Las hijas de los actuales reyes de España, el rey Felipe VI y la reina Letizia, son dos de las mini royals que más acaparan la atención. A imagen y semejanza de su prima Victoria Federica, la princesa Leonor y la infanta Sofía, apenas adentradas en la adolescencia, empiezan a tener voz propia. La primera, futura reina, ha tenido que asumir sus primeras responsabilidades, más arduas que su hermana pequeña, y sobre todo, se ha convertido una fuente cada vez más importante de interés. Con apenas 13 años, ya ha tomado un protagonismo muy especial pronunciando su primer discurso en el marco del 40 aniversario de la Constitución... ¿pero quién es realmente la pequeña?

Investigamos sin cesar, y resulta muy interesante constatar que Leonor, pese a tener ansias y preocupaciones perfectamente lógicas por su edad, es ya muy consciente de su atípico futuro. Entre sus múltiples capacidades, cabe destacar su dominio de algunos idiomas como el inglés y el chino mandarín, su afición por el director Akiro Kurosawa y su gran pasión por la lectura. Una niña, en definitiva, normal que irá desarrollando su personalidad, en un marco muy definido cuya influencia será lógicamente mayor. Y es que Leonor, pese a la absoluta voluntad de sus padres (y más concretamente de la reina Letizia) de normalizar su día a día, tiene que ceñirse al protocolo: desde la vestimenta hasta sus modales pasando por su vida personal (sí, la pequeña no podrá tener novio oficial hasta los 18 años), cuenta con una vida controlada al milímetro.

Bendición o restricción, regalo o trampa, resulta difícil saber cómo percibe su propio destino la pequeña que avanza poco a poco en si vida y en el escenario real. Lo que sí queda claro es que Leonor podrá seguir contando con el infatigable apoyo de sus padres, y concretamente del rey, quien vivió en primera persona la situación de la futura monarca...

Continúa leyendo