Celebrities

10 famosas que han mejorado y empeorado con cirugía

La cirujanos plásticos seguro que están más que contentos de escoger esa profesión, y todo gracias a ellas, las celebrities. Su insistencia con el bisturí es algo más que reconocido. Por desgracia no todas pueden decir que los cambios que han experimentado sean para bien, y ahí justo, es cuando empieza el problema. El bucle infinito de  cirugía estética que empieza no quedando del todo bien y termina como una auténtica obra de arte. Pero no de las que te quedarías mirando durante horas.

La decisión de meterte en un quirófano no es una tontería, las adictas a intentar alcanzar la perfección de la belleza puede costarte caro. En ambos sentidos. ¿A quiénes nos referimos? En este  lado negativo de la cirugía se colocan famosas como Lindsay Lohan, Teri Hatcher, Jennifer Aniston, Kylie Jenner y la reina Letizia Ortiz. Todas ellas coinciden en algo, los cambios se les han ido delas manos, y lo que debería ser un pequeño retoque que mejorase un poco más su belleza natural, se ha convertido en lo contrario.

Pero por suerte, no siempre es así. Así que para todas las que temen que el primer caso puede ser el suyo, mostramos el otro lado de las operaciones estéticas: el lado bueno. Y tú te preguntarás, ¿Quiénes están en este lado? Bien, pues aunque creas que hay más mujeres que se han hecho un auténtico destrozo, hay muchas celebrities que han apostado fuertemente por la cirugía y con mucho éxito. Un ejemplo claro es Ashlee Simpson, quien además de mejorar notablemente su aspecto, lo hace de una forma natural y sin lucir rasgos artificiales. Desde pómulos a nariz, pasando por mentón y barbilla. Un gran número de operaciones que para su suerte, le ha proporcionado un resultado final de diez.

Dentro de esta lista de mujeres que se ha sometido a unas cuantas operaciones con resultados más que envidiables, también están Demi Moore, Black LivelyBeyoncé y Scarlett Johansson, cuatro mujeres que parece que el tiempo no ha pasado por ellas.  

Juzga tu misma y observa si la cirugía se ha puesto a su favor o si deberían odiarla eternamente.