Carlota Casiraghi, una princesa que adora el rojo

La hija de Carolina de Mónaco deslumbra en la hípica vestida de rojo.

Carlota Casiraghi
Gtres

Lo ha vuelto a conseguir. Carlota Casiraghi se ha convertido en el centro de todas las miradas (una vez más) como buena heredera del estilo y el glamour de su madre. Y es que la hija de Carolina de Mónaco ha deslumbrado en la final del concurso de saltos que se ha celebrado este fin de semana en el Principado.

Una princesa de rojo, como una delicada rosa que florece en primavera en todo su esplendor, así se ha presentado la joven con la mejor de sus sonrisas en el rostro. Con un diseño en lamé rojo plisado por encima de la rodilla, zapatos de salón de tacón alto a juego con el traje, el cabello ligeramente despeinado y sus labios a tono con el conjunto, la joven ha derrochado frescura y encanto. Porque ella es consciente de que el estilo y la elegancia son algo innato, ya que le viene de familia. Carlota no solo ha heredado la belleza de su madre y de su abuela, Grace Kelly, sino también su encanto y ese halo embriagador capaz de conquistar a cualquiera.

Carlota Casiraghi

Con un maquillaje muy sencillo (en el que solo resaltaba sus labios) y sin accesorios , la sobrina de Alberto de Mónaco disfrutó de una entrañable jornada en compañía de toda su familia, aunque dejó al pequeño Raphäel en casa. Eso sí, Carlota se mostró especialmente cariñosa con su madre, a la que no paró de dedicar abrazos y gestos de cariño.

Y es que los Grimaldi, además de los reyes del glamour y la elegancia, también saben ser naturales y demostrar que en la intimidad son tan cariñosos como cualquier mortal.

Etiquetas: carlota casiraghi, labios, vestido cóctel, zapatos de tacón

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS