Letizia, una futura reina con estilo propio

Desde que eligió aquel traje de Giorgio Armani blanco para la pedida de mano ha pasado mucho tiempo, concretamente diez años, en el que hemos visto como el estilo de la princesa y futura reina ha evolucionado.

Letizia, una futura reina con estilo propio

Pro-moda española y aficionado al low cost, así es como la mayoría de españoles definirían el estilo de la princesa Letizia, futura reina. Sus diseñadores de cabecera son Lorenzo Caprile y Felipe Varela, en los que confía para actos oficiales, mientras que apuesta cada vez más por prendas de Mango y las diversas marcas del grupo Inditex.

Aunque ha tardado, la princesa ha conseguido encontrar un equilibrio entre las prendas que el protocolo le obliga a llevar y su estilo propio, pues al principio la vimos incómoda en diseños que no le favorecían. Todos recordamos aquellos looks con prendas de tejidos brillantes y cortes que no se adecuaban a su gusto en los que aparecía incómoda.Y es que aunque su referente debía ser Doña Sofía, sus estilos no encajaban.

Actualmente, su manera de vestir podría definirse como working girl, atemporal y clásico, en el que priman los tonos nude y oscuros. Sus básicos son los trajes de chaqueta, las faldas lápiz combinadas con blusas y las americanas, prendas que combina con diferentes accesorios para darles un toque diferente en cada aparición. Y es que a Letizia no le importa lucir la misma ropa (en ocasiones conjuntos enteros) para diferentes actos, demostrando que no es negativo ‘repetir modelito’.

Estilo de Letizia, futura reina

Muchos critican su falta de atrevimiento a la hora de elegir looks con más color y elementos de tendencia en su día a día, un toque diferente que ella prefiere dejar para sus modelos más elegantes. Prendas en tonos rojos, de encaje y con aplicaciones son sus preferidas para los actos que requieren etiqueta más sobria, en los que suele apostar por faldas midi o maxi (si el protocolo lo requiere).

A lo largo de este tiempo la hemos visto pasar de los zapatos peep toes con plataforma (fueron su insignia y se les llegó a bautizar como ‘letizios’) a los clásicos stilettos de punta, mucho más elegantes y sobrios. Y es que aunque otra de sus opciones cada vez más habituales son las bailarinas, la princesa siempre opta por calzado con tacón, quizá por la diferencia de altura que tiene con el príncipe.

Sus bolsos proferidos son las maxicarteras de mano y los bowlings, que luce en actos de día mientras elige pequeños clutchs para los actor de gala. Aunque luce poca bisutería y joyas (siempre discreta) sí la hemos visto apostar por fulares y pañuelos como complemento a sus looks diarios. Los tocados y sombreros son su asignatura pendiente, ya que nunca se ha sentido cómoda con ellos.

Conociendo el estilo de Letizia en su época de princesa, solo queda ver como se adapta a su nueva situación. ¿Se inspirará en otras reinas referentes de estilo como Máxima de Holanda y Rania de Jordania o buscará su imagen propia? ¿Evolucionará o su estilo se quedará atascado en el 'princesa working girl'? Lo veremos.

Etiquetas: letizia ortiz

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS