Rihanna, chandalera (pero deluxe)

La cantante se pasea por medio mundo vestida con las tendencias de más rabiosa actualidad. Su último experimento, salir a la calle con un chándal firmado por Alessandro Michelle para Gucci.

d
Rihanna

- Pues mira, Rihanna, haces muy bien chica, si a mi me mandan los de Gucci un chandalísimo (porque esto no es un chándal así, a secas, esto es un chandalísimo) o me diera el monedero como para comprarme uno, saldría a la calle disparadamente y en ella me instalaría, paseándome para que propias y extrañas me vieran pero que bien, todo el rato.

- Este chandalísimo de la cantante lleva bordados a lo mantón de manila, y la chaquetilla parece inspirada en la de los úsares o en algún que otro cuerpo clásico de caballería decimonónico. Los puños de visón sirven para completar ese mix perfecto entre algo totalmente callejero y el salón de Madame Pomadour.

- La buena persona de Rihanna se lo ha puesto con un zapato blanco acabado en punta (creemos que de Céline, porque esta muchacha no se anda, nunca mejor dicho, con tonterías), pero creemos firmemente que casi sería mejor seguir jugando a lo sporty de mega lujo, y calzarse unas zapatillas, incluso blancas, no digo yo que no, pero zapatillas al fin y al cabo. O puestos a romper la baraja, unos mocasines ultraclásicos.

- También ha salido la chica con el conjunto completo, y quizás hubiera sido mejor ponerse los pantalones por un lado combinados con una simple t-shirt y un blazer y la chaquetilla con unos jeans o una falda tubo y oxfords de cordones planos o incluso por encima de un vestido de encaje bordado largo hasta media pierna.

- El chandalísimo de lujo debe ser vestido si formas parte de la comunidad rapera mundial (sea eso lo que sea), claro que si eres raper te puedes poner lo que quieras porque a los raperos se les perdona absolutamente todo, que a ver quién es le valiente que se mete con su destilo… nosotros no.

- No funciona el chándal en ambientes donde ir en chándal sólo está bien visto si sirve para hacer deporte. Por lo tanto, este tipo de prenda no debería verse en el gym. Claro que aquí nos encantaría, por ejemplo, que las gimnastas rítmicas y los lanzadres de pértiga, llevaran algo parecido al entrar en la pista (antes de quedarse en mallas para ejercitarse en la lona) o al recibir posibles medallas en las próximas Olimpiadas. Eso sería precioso.

- Ahora ir en chándal es lo que se lleva, literalmente,  porque la gente va al gimnasio todo el rato. Todo el mundo viste ya en mallas y chándal. Todo el mundo. Porque la gente, que está desesperada por estar en forma y cachas, siempre van o vienen de un gimnasio, el gimnasio es hoy lo que antes fueron las iglesias, tal cual te lo digo. El gimnasio es al hombre y a la mujer contemporánea lo que la rueda al hámster. La gente va sistemáticamente al gimnasio y a Mercadona, son dos de las actividades que ocupan, básicamente, el tiempo de las personas hoy.

- Este tipo de chándal, el de Rihanna, deber vestirse de igual forma a como se viste un smoking. Exactamente igual y exactamente en las mismas circunstancias.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS