El vestuario escogido por Meghan y Kate ¿acierto o fracaso absoluto?

Un vestido de Dior, un Stella McCartney... son algunos de modelitos elegidos para el bautizo de Archie. Un día especial y privado para la Familia Real Inglesa

Gtresonline

Siempre que hay una ocasión especial señalada y remarcada en el calendario; a todos nos gusta brillar. Más aún, si es una ocasión para recordar y quedará plasmada eternamente en los anales de la historia. Como es este caso: el bautizo de Archie Harrison Mountbatten-Windsor; el primogénito de los Duques de Sussex. Un acontecimiento que pasará a los anales por la discreción y privacidad con el que ha sido conducido. Muchos medios han comparado y criticado este acto, por este énfasis de intimidad, como un acto de plebeyos.  

Esta ceremonia que se produjo el pasado sábado, 6 de julio, ha suscitado más incógnitas e intrigas que tramas resueltas. Como es el caso de los padrinos del pequeño. No obstante, no todo es malo. Tenemos las fotos. Aunque, oficiales, tan solo han sido dos. Como ya dijimos, Meghan ha sido bastante estricta con la información publicada; no quería desafortunadas sorpresas - os acordáis de esa famosa Misa de Pascua, con Sofía y Letizia; la Duquesa de Sussex quería evitar que hubiera momentos así grabados para la memoria - y por eso ha cuidado cada detalle. Dándole un toque, todo hay que decirlo, de superficialidad.  

Eso sí, como dice el dicho popular: “mejor que nada, algo es algo”. Y con eso nos vamos a quedar. ¿Por qué? Porque para unas amantes de la moda como nosotras (y muchas de vosotras) tenemos lo esencial: los vestidos que han elegido, para esta fecha, nuestras royals favoritas de la Monarquía inglesa. En la publicación podemos ver, sentados en el sillón, a los tres protagonistas (Meghan, Harry y Archie) y los outfits elegidos para este día especial por los diez presentes. 

Gtresonline

El blanco y las tonalidades rosáceas; han sido declarados como los colores triunfadores de esta ocasión. Una de las tradiciones de estilismo que Meghan ha querido respetar es llevar una vestimenta de este color; como ya hizo Kate en el bautizo de sus tres hijos (George, Charlotte y Louis). Para esta ocasión, la Duquesa de Sussex ha escogido la firma de Dior. Siendo, una vez más, fiel a su estilo. Una prenda que cuenta con escote barco, manga francesa y una falda envasé por los tobillos; esta vestimenta la favorece y se coloca como un acierto. Además, luce un tocado del mismo color (un accesorio ligado y vinculado al mundo royal inglés) que destaca el recogido bajo por el que ha optado. Los pendientes y tocado llevan la firma de Cartier. Un look que recuerda al escogido para su boda. 

Eso sí, ha jugado con la perspectiva y con Archie para disimular la "tripita post-parto" que hace unos días, en el partido de la famosa competición de beisbol, pudimos apreciar. Algo bueno debía de tener el absoluto control de las publicaciones: eliminar aquellas en las que ella no saliera bien. A su lado, destaca el príncipe Harry, quién ha optado por un traje grisáceo, camisa blanca y corbata azul. Contrarresta, el uso de tonos oscuros para los zapatos (una especie de mocasines de ante, que ya usó previamente el día de la presentación de Archie) y los calcetines, marrones y negros; respectivamente. 

El protagonista de esta celebración, Archie, ha lucido el mítico traje de cristianar. Esta prenda cuenta con bordados, pequeños volantes y un gran faldón; con esta réplica de la original se han bautizado a decenas de figuras históricas, entre las que destaca, sus primos: George, Charlotte y Louis. 

Gtresonline

Por otro lado, concretamente en el lado derecho de la instantánea, encontramos a los Duques de Cambridge (aunque se ha echado de menos, a sus descendientes que no han aparecido en la fotografía). De Kate, ¿qué vamos a decir? ¿Alguna vez elige mal su outfit? Los hechos nos dicen que no. Sin duda, se ha convertido en la apuesta segura sobre estilismo, de la Casa Real. Para esta ocasión, ha escogido un look con tonalidades rosáceas - apostando y desbancando a su mítico color; el azul – de Stella McCartney, con salones a juego.

A diferencia de Meghan, ha optado por llevar la melena suelta, tan sólo adornándolo con una banda rojiza. Un look muy elegante, sobre todo por el detalle del lazo del cuello, propio de ella. Mientras tanto, Guillermo ha lucido un traje de color azul, con corbata a juego. De la misma tonalidad que el de su padre Carlos de Inglaterra. 

Camilla, al igual que Meghan, ha lucido un vestido de color blanco. Muy parecido al de  Meghan, existiendo la diferencia de que, el de la Duquesa de Sussex, es más largo. Los salones y el sombrero mantienen una tonalidad marrón. En un segundo plano, destaca la madre de Meghan luce una vestimenta de color rosáceo y un tocado peculiar, a la vez que hermoso y llamativo; como el broche.  

También te puede interesar:
Marina Vázquez

Marina Vázquez

Mi infancia ha estado siempre acompañada de un lápiz y una libreta, dónde daba vida a miles de historias. Así supe que mi pasión y vocación era escribir; comunicar. La música y la literatura han estado presentes en cada día de mi vida. Sin un estilo fijo, siempre variando. Extrovertida y seria. Puestos a decir también un defecto, he de destacar que tengo mal despertar, pero nada que un buen café no lo pueda hacer más llevadero.

CONTINÚA LEYENDO