Marie Claire

Joaquín de Bélgica, positivo en coronavirus tras asistir a una fiesta en Córdoba

El sobrino del rey Felipe de Bélgica está siendo investigado por haber acudido a una fiesta que duplicó el límite de de personas permitidas

El príncipe Joaquín de Belga, hijo de la princesa Astrid, ha dado positivo en coronavirus. Así lo ha confirmado la Casa Real belga de manera pública tras conocerse que el joven había viajado a Córdoba para participar en una fiesta familiar que duró tres días y que está siendo investigada por la Policía Nacional. No es solo que el príncipe viajó a España, pasando por Madrid y Granada cuando no está permitido el cambio de provincia, sino porque a la fiesta habrían acudido más de un treintena de personas, una cifra mucho más alta del máximo de la fase 2, de 14.
Gtres

Joaquín de BélgicaGtres

Una de las grandes incógnitas que las autoridades intentan resolver es cuándo se contagió el sobrino del rey de los belgas. Mientras se descubre, todos aquellos que estuvieron en contacto con él se encuentran en cuarentena para evitar que el virus se siga propagando.
El motivo que llevó al archiduque de Austria-Este hasta Córdoba es amoroso, pues lo que quería era reencontrarse con su novia, una joven llamada Victoria Ortiz que vive en Andalucía. Si bien no tienen planes de boda, es habitual que Joaquín pase varios meses cada año en la comunidad autónoma para estar juntos. Una historia muy bonita que, sin embargo, no justifica el haberse saltado las medidas impuestas por el Gobierno porque sí, viajó a España para realizar unas prácticas laborales, pero después acudió a una reunión con más invitados de lo estipulado.
Rafaela Valenzuela, subdelegada del Gobierno en Córdoba, está siguiendo de cerca el caso y ha expresado su “profundo malestar e indignación por conductas irresponsables que ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa durante el estado de alarma y el confinamiento”. Según dice, de confirmarse, tomarían las sanciones pertinentes.
En un momento de luto nacional por tantos fallecidos, llama mucho la atención un hecho de este tipo. Es una irresponsabilidad máxima, porque ese número de personas multiplicado puede producir un brote, y eso significa que Córdoba, después de pasar a fase 2, dé marcha atrás. Esto es imperdonable. La policía investiga no solo el seguimiento del confinamiento, sino las infracciones de las normas, ya que seguimos en estado de alarma. El virus sigue ahí”, ha recordado Valenzuela.
tracking