Marie Claire

Katy Perry confiesa haber querido suicidarse tras su separación con Orlando Bloom

La cantante se ha sincerado al máximo tras haber superado distintos baches en el ámbito de la salud y en el profesional.

No todas las relaciones son de color de rosa desde el principio hasta el final. Y si no, que se lo digan a Katy Perry. La cantante ha expresado sin tapujos para el programa de radio canadiense ‘Q on CBC’ cuáles han sido los peores momentos de su relación con Orlando Bloom, que a día de hoy, además de ser su prometido, será el padre de la hija que ambos esperan con la mayor ilusión.
Pero aunque hoy esté atravesando uno de los mejores momentos de su vida tanto en lo profesional como en lo personal, hace tan solo 3 años la intérprete de ‘Dark Horse’ afirma que “perdió la sonrisa”. En 2017, la artista rompió con Orlando y tampoco estaba en un momento espléndido en su carrera, ya que su álbum ‘Witness’ apenas consiguió suficientes ventas: “No sé si mi sonrisa fue alguna vez completamente mía pero estuve mucho tiempo viviendo de la validación, amor y admiración del mundo, y de repente todo cambió”, explicaba la californiana, que tuvo que asimilar cómo su carrera pasaba de estar en la cumbre del mundo musical a nivel mundial, para pasar a un “segundo plano”: “Literalmente me partió en dos”.
Lo cierto es que el álbum ‘Witness’ es recordado por la compositora como una mancha negra de su expediente: “Cuando el álbum no me animó, la validación externa no me levantó el ánimo, me hundí. Para mí fue muy importante el estar rota porque así pude encontrarme a mí misma de una manera totalmente nueva. Así pude encontrar más dimensiones de mí misma en vez de ser una estrella del pop ambiciosa todo el rato”, afirma la artista, intentando sacar el lado positivo de una situación que favoreció su madurez.
La parte más difícil de la entrevista a Katy fue cuando ella misma desveló que su mala situación amorosa y profesional hicieron que se planteara acabar con su vida: “Si no hubiera encontrado maneras de sentirme agradecida, me hubiera quedado atascada en la tristeza y probablemente me hubiera rendido”, admite la artista, que ya anteriormente había desvelado haber sufrido algunos episodios de depresión por motivos similares. Pero tras haber tocado fondo, la cantante de ‘Roar’ puso fin a la tristeza acudiendo a un centro en el que fue tratada, y a día de hoy presume de su idílica vida a punto de formar una familia.
tracking