Fotos

Estiramientos para cuidar la espalda en vacaciones

A pesar de que las vacaciones son un periodo de descanso para recargar las pilas y desconectar, los desplazamientos pueden suponer un quebradero de cabeza y pasar factura a nuestra espalda si no tomamos las precauciones adecuadas. Ya sea en coche, avión u otro medio de transporte, si los desplazamientos son largos, podemos pasar varias horas sentados en la misma posición, con la consiguiente rigidez que nuestro cuerpo experimenta. A través de unos estiramientos sencillos será posible prevenir los dolores de espalda y cuello y cuidar la espalda, tanto antes como durante el viaje. El equipo de fisioterapia de Zagros Sports nos aconseja qué estiramientos son más beneficiosos y qué pautas seguir en los trayectos de larga duración.

Si sabemos que vamos a pasar muchas horas sentados en un viaje en carretera o un vuelo internacional, es recomendable, en la medida de lo posible, reforzar la espalda las semanas antes. Bastará con dedicar entre 10 y 15 minutos cada día a ejercicios que trabajen los músculos lumbares y cervicales.

Comineza con ejercicios como estos

El gato: nos colocamos en cuadrupedia con las manos a la altura de los hombros. Arqueamos la espalda metiendo el estómago y metemos la barbilla hacia el pecho inhalando. Cuando la espalda está completamente arqueada, invertimos la posición y levantamos la cabeza hacia el cielo relajando la espalda. Repetimos el ejercicio 10 veces.

 Elevación de brazo y pierna contraria: neguimos de rodillas con las manos apoyadas a la altura de los hombros y la espalda recta. Levantamos una pierna y el brazo contrario manteniendo el equilibrio y estirando las extremidades lo máximo posible. Realizamos entre 15 y 20 repeticiones.

 Puente de hombros: tumbados boca arriba colocamos los talones cerca de los glúteos y los separamos el ancho de las caderas. Apoyamos los brazos a lo largo de nuestro cuerpo y elevamos la pelvis y la espalda lentamente. Sostenemos la postura unos segundos y bajamos despacio y sin arquear la espalda. Repetimos el ejercicio otras 10 veces.  

 Rodillas al pecho: nos tumbamos boca arriba y, con las rodillas flexionadas, acercamos los muslos al pecho. Abrazamos las rodillas y mantenemos la postura durante 10 segundos.